Despliega el menú
Nacional

Tras la reunión en la Moncloa

El Gobierno fijará en unos 19.000 euros el umbral de renta para evitar los desahucios

El Gobierno aprobará este jueves el real decreto ley con medidas urgentes sobre los desahucios aunque no cuente por ahora con el apoyo del PSOE.

El Gobierno aprobará este jueves el real decreto ley con medidas urgentes sobre los desahucios aunque no cuente por ahora con el apoyo del PSOE, ya que este partido ha decidido no sumarse aún a las mismas al considerar que todavía quedan aspectos muy importantes por concretar. El decreto ley fijará el umbral de renta para evitar el embargo de la vivienda en unos 19.000 euros.

Tras tres días de negociación en el Palacio de la Moncloa entre las delegaciones del Ejecutivo y del Partido Socialista, la que se ha celebrado este miércoles coincidiendo con la jornada de huelga ha terminado a las 0.45 tras algo más de cinco horas de debate.

Tanto el Gobierno como el PSOE consideran que ha habido avances importantes, pero ante la negativa a sumarse de momento a medida alguna, el Ejecutivo ha ratificado su intención de llevar adelante las que considera más urgentes y aprobarlas este jueves en la reunión del Consejo de ministros.

Fuentes del Gobierno consultadas han recalcado que ante el creciente problema de los desahucios hay que dar una respuesta ágil y urgente y aprobar ya medidas de choque con independencia de que se pueda seguir negociando en el futuro otras que se consideren también necesarias.

De ahí que este viernes, en la reunión del Consejo que presidirá el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, se prevé aprobar una prórroga de dos años en los desahucios de los colectivos más vulnerables.

Asimismo, se aumentará el umbral previsto en el código de buenas prácticas de las entidades financieras aprobado este año para que renegocien las hipotecas con los afectados.

El Gobierno ha decidido que puedan beneficiarse de ello las familias con ingresos que no superen tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), lo que supone en la actualidad 1.600 euros mensuales. En este apartado sí hay acuerdo entre el Gobierno y los socialistas. Con este criterio, el tope de renta se sitúa un poco por encima de los 19.000 euros, ya que 2,5 veces el SMI suman 19.230 euros.

En la primera reunión que mantuvieron las delegaciones de ambas partes, el PSOE planteó que ese umbral se aumentará a 2,5 veces el IPREM, mientras que el Gobierno defendía que fuera de 2,5 veces el salario mínimo interprofesional. El IPREM mensual está en la actualidad en 532,51 euros, mientras que el SMI es de 641,40 euros.

Tras las primeras negociaciones, el Gobierno propuso elevar el umbral a tres veces el IPREM, y los socialistas quedaron en estudiar esa posibilidad y este miércoles han expresado su acuerdo con la misma.

El Gobierno también prevé aumentar el umbral para evitar los desahucios teniendo en cuenta el valor del precio de las viviendas.

Según el actual código de buenas prácticas de las entidades financieras, las familias con todos sus miembros en paro pueden evitar el desahucio si el valor de la vivienda no supera los 200.000 euros. La intención es aumentar progresivamente ese umbral y, en casos concretos, como el de familias numerosas, incluso duplicarlo, según las fuentes consultadas.

Todos los detalles han de concretarse para que el real decreto esté listo cuando Rajoy y sus ministros se sienten este jueves, a partir de las 10.00, en la mesa del Consejo.

Fuentes socialistas han manifestado que sí ha habido avances importantes en la negociación, pero han recalcado que ha sido posible porque el Gobierno ha recogido muchas de las propuestas que ellos han ido planteando en las reuniones.

Así, han señalado que el Ejecutivo ha aceptado aspectos relativos a las medidas urgentes que se aprobarán este jueves y a la reforma de la ley hipotecaria.

Pero han recalcado que quedan algunas cuestiones importantes por cerrar sobre los umbrales que marcan las familias protegidas y la moratoria, así como la tramitación de la modificación de la ley.

El Gobierno no se opone a negociar con tranquilidad la reforma de la ley hipotecaria, pero subraya que eso no se puede hacer "de la noche a la mañana" y que se trata de un debate más pausado.

Pero hasta que eso sea una realidad, cree que hay que aprobar una serie de medidas que den respuesta al problema acuciante que afecta a muchas familias.

De ahí, que lleve al Consejo de ministros de las decisiones que interpreta que son más urgentes.

Etiquetas