Despliega el menú
Nacional

Polémica

El fallo del TC no zanja el debate para los que se oponen al matrimonio homosexual

El TC decidió ayer que la ley del matrimonio homosexual es constitucional, rechazando el recurso presentado en 2005 por el PP.

Dos parejas homosexuales se besan frente a la catedral de la Almudena, en Madrid
"Besada santa" contra la homofobia
EFE

La decisión del Tribunal Constitucional (TC) de avalar el matrimonio homosexual no ha zanjado el debate para quienes defienden que esta institución define la unión entre hombre y mujer y no entre dos personas del mismo sexo, como ha subrayado hoy el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. 

El TC decidió el martes, por 8 votos a favor y 3 en contra, que la ley del matrimonio homosexual es constitucional, y rechazó así el recurso que el PP presentó hace más de siete años contra la norma con el argumento de que es necesario hacer de la Constitución una lectura evolutiva.

Precisamente hoy el Gobierno francés ha presentado un proyecto de ley que legaliza también el matrimonio entre personas del mismo sexo y que constituye el primer paso de esta reforma prometida por el presidente, François Hollande, y cuenta con el respaldo mayoritario de los franceses.

La decisión del Constitucional español ha sido celebrada por partidos de la oposición, pero criticada por varios colectivos sociales conservadores que ya se habían posicionado en contra de la ley cuando se tramitaba en 2005 en el Congreso de los Diputados.

Si ayer el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, aseguró que el Ejecutivo acatará la decisión del Constitucional, hoy el titular de Interior ha corroborado esta afirmación pero ha asegurado que sigue creyendo que el matrimonio "define la unión entre un hombre y una mujer".

"Yo voté en contra de esa ley y firmé el recurso de inconstitucionalidad porque creí y sigo creyendo que el matrimonio define la unión entre un hombre y una mujer y porque estoy en contra del derecho de adopción por parejas del mismo sexo", ha señalado Fernández Díaz.

El titular de Educación, José Ignacio Wert, también se ha pronunciado sobre el fallo del TC pero se ha limitado a decir que "se acata y se aplica" puesto que la ley que lo regula "responde a la Constitución, a la interpretación de la Constitución acorde con los cambios en la realidad social, y no hay nada más que decir".

El Foro de la Familia, que ya reaccionó ayer, hoy ha ofrecido una rueda de prensa para reiterar al PP que derogue la ley, y su presidente, Benigno Blanco, ha pedido una explicación "seria y solvente" de sus argumentos para su cambio de postura de acatar la norma.

"El cambio de postura no puede estar justificado sin más porque sea constitucional esta ley", ha señalado Blanco.

En el mismo sentido se ha manifestado el presidente de HazteOir, Ignacio Arsuaga, quien ha apuntado que quienes no comparten "la redefinición de la institución matrimonial" verán "amenazada su libertad con la resolución del Constitucional".

Esta organización impulsará entre sus asociados una campaña dirigida a Mariano Rajoy con el lema "Yo no lo llamo matrimonio" para exigir que "restaure" cuanto antes "el matrimonio como realidad distinta de las uniones homosexuales", misma petición que ha hecho la Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa).

Por el contrario, el PSOE, a través de la secretaria de Igualdad, Purificación Causapié, ha celebrado de nuevo la decisión del alto tribunal y ha estimado que "sectores ultraconservadores" han condicionado la posición política del PP ante los matrimonios homosexuales y el aborto.

Asimismo, Causapié ha instado al PP a "pedir disculpas" a más de 20.000 familias que han vivido durante los últimos años "en una absoluta inseguridad" por haber presentado el recurso de inconstitucionalidad.

Por su parte, el diputado de IU, Gaspar Llamazares se ha felicitado de que los 'populares' hayan anunciado que respetan y acatan la decisión del TC y ha mostrado su confianza en que tome nota de ello y no reforme la ley del aborto antes de que se pronuncie este tribunal.

Etiquetas