Despliega el menú
Nacional

Desahucios

Rajoy busca un acuerdo sobre los desahucios para "su aplicación inmediata"

Los socialistas quieren que los bancos ayudados por el Estado ofrezcan los pisos desahuciados vacíos para alquiler social.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha adelantado este martes que su partido tratará de llegar a un acuerdo con el PSOE acerca del problema de los desahucios. Los socialistas han pedido que los bancos que reciben ayudan estatales pongan los pisos desahuciados vacíos a disposición del Estado para su alquiler social

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha adelantado que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se reunirá mañana con "una de las máximas responsables" del PSOE para abordar medidas relacionadas con el problema de los desahucios de viviendas.

En una entrevista con la cadena Cope, Rajoy explicó que el código de buenas prácticas que se hizo en su día "no ha funcionado como debería", por lo que su intención es adoptar "nuevas medidas" que ayuden a combatir este "drama", que ha definido como una de las "caras más gráficas de la crisis".

El presidente ha dicho que quiere pactar estas medidas con el resto de partidos políticos, sobre todo con el PSOE, con cuyo líder, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha abordado ya este tema con anterioridad. La idea, ha añadido Rajoy, es tomar una decisión "equitativa y justa" y para su "aplicación inmediata". "Queremos tomar esta decisión a la mayor celeridad posible", ha afirmado.

La portavoz de los socialistas en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha expresado que atender a los desahuciados es tan importante como evitar que se sigan produciendo.

Por tanto, ha solicitado que se obligue a las entidades que reciben ayudas estatales a través del FROB a poner a disposición del parque de viviendas públicas, para arrendarlas en régimen de alquiler social las casas que hayan sido objeto de un desahucio y que continúen cerradas, porque no hayan sido adquiridas en subasta.

"No podemos consentir que las entidades que están siendo ayudadas por los españoles dejen a los españoles en la calle", ha resumido Rodríguez. Con independencia de esta iniciativa, el PSOE iniciará este miércoles las conversaciones con el Gobierno para tratar de buscar soluciones a este drama social.

La vicesecretaria general del Partido Socialista, Elena Valenciano, ha asegurado que desea llegar a un acuerdo con el Ejecutivo al respecto de los desahucios. Asimismo, ha confirmado que este miércoles se reunirá con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Valenciano ha pedido al Gabinete 'popular' que estudie la proposición de ley con la que los socialistas pretenden frenar los desahucios. "Estamos empujando al Gobierno a que resuelva, de una vez por todas y con la máxima urgencia, el grave problema de las familias españolas que son desahuciadas", ha señalado. Y ha añadido que "para eso hemos presentado una ley y hemos invitado al Gobierno a que estudie nuestra ley, porque creemos que en ella está la solución".

Sin embargo, la vicesecretaria general del PSOE ha dicho que la afirmación del presidente del Gobierno de que se tomarán medidas inmediatamente para hacer frente al problema de las ejecuciones hipotecarias le genera "alguna duda".

Entretanto, el portavoz de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso, José Luis Centella, ha solicitado al Gobierno una "moratoria urgente de desahucios" para que mientras no se llegue a un acuerdo con la banca al respecto, teniendo en cuenta los fondos públicos que está recibiendo, puedan pararse y "no se desahucie a una persona más por motivos de la crisis".

En este sentido, ha exigido al Gobierno 'popular' que "no dé más rodeos y consejos y de una vez por todas convoque a todos los grupos políticos", puesto que no se trata de un asunto bipartidista. A su juicio, dejar de contar con los grupos minoritarios y buscar un acuerdo PP-PSOE "sería un contrasentido" teniendo en cuenta que es "un problema de todo el Estado" y, sobre todo, cuando "el bipartidismo está en bastantes horas bajas".

En su totalidad, el grupo parlamentario de la Izquierda Plural, ha dando al PP y al PSOE una sarcástica "bienvenida al mundo real" al conocer el propósito de los dos partidos de reunirse. La agrupación les ha pedido que "hagan algo más que el paripé", y estudien la moción presentada por Izquierda Plural sobre esta cuestión.

UPyD urge un "gran pacto" para solventar el problema

La portavoz nacional de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, ha urgido un "gran" pacto de Estado que lleve a todos los grupos parlamentarios a resolver el "escandaloso" problema de los desahucios "y no sólo a poner la huella".

Díez ha subrayado que, "les guste o no les guste", su partido va a estar en ese debate para poner soluciones a esta problemática, para la que ya pusieron sobre la mesa algunas medidas el pasado mes de marzo llevando al Congreso una iniciativa en este sentido que, sin embargo, fue rechazada.

Asimismo, ha lamentado que el Gobierno no aprobase otras iniciativas como la de su partido, y que ahora deba andarse "con estas urgencias". Ha criticado que populares y socialistas una vez más lo hayan dejado todo "hasta que no queda otro remedio" o la situación es "demasiado escandalosa" como para no actuar.

El portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, ha resaltado que "lo urgente" es atender de manera "individualizada" las "situaciones sangrantes" que padecen las personas afectadas por los desahucios y que, después será el momento de reformar el marco normativo para que este tipo de cosas "no vuelvan a repetirse en el futuro".

También ha dejado claro que los nacionalistas vascos están dispuestos a realizar sus "aportaciones" sobre esta cuestión al Gobierno y al PSOE, a los que ha pedido que extiendan esas conversaciones al resto de partido.

En el mismo sentido se ha expresado la portavoz del Bloque Nacionalista Galego (BNG) en el Congreso, Olaia Fernández Davila, quien se ha unido a la petición de otros partidos de participar en las conversaciones acerca de los desahucios.

A su juicio, hacen falta "soluciones legislativas claras y definidas" y no "simples recomendaciones" a un sector bancario que "sanea sus cuentas plagadas de activos tóxicos gracias al dinero de todos pero practica una absoluta intransigencia e inflexibilidad, una usura ilimitada", en relación con las hipotecas.

Etiquetas