Nacional

Presidencia de Madrid

El PP insiste en las razones personales de Aguirre

Lo dirigentes del Partido Popular recuerdan que la decisión de elegir a su sucesor no corresponde a Esperanza Aguirre.

Esperanza Aguirre deja su cargo de presidenta de Madrid
EFE

El PP ha querido dejar claro este martes que no hay razones distintas a las personales aducidas por Esperanza Aguirre para abandonar la presidencia madrileña y ha intentado evitar la imagen de que es ella quien elige a su sucesor, ya que ha recalcado que la decisión corresponde al partido y a la Asamblea de Madrid.

De una u otra forma, nadie duda que el cargo será asumido por el vicepresidente madrileño, Ignacio González, quien ha mantenido una conversación con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y ha explicado que se propone seguir desarrollando el proyecto político liberal del PP en la región y ayudando al Ejecutivo de la nación para superar la crisis.

Ha sido el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, quien ha precisado que, por ahora, González solo es presidente en funciones de la Comunidad madrileña y corresponde a la Asamblea de Madrid y al PP, tanto nacional como regional, elegir al sustituto de Aguirre.

En términos similares se ha expresado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien ha recordado que la potestad para la elección del nuevo presidente es de la Asamblea de Madrid y que su relevo al frente del PP madrileño lo decidirán los órganos del partido.

Además, la vicepresidenta ha rechazado que la dimisión se haya debido a discrepancias con el Gobierno.

"Esperanza Aguirre siempre ha dado su opinión en los órganos del PP, nunca ha tenido pelos en la lengua para decir lo que piensa y ahora, del mismo modo que ha dicho cuándo no estaba de acuerdo, hemos de respetar los motivos que ha expuesto porque no se caracteriza por disimular o no afrontar los problemas con la verdad", ha señalado.

El vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano, ha reiterado que Aguirre fue clara en sus razones y no ha actuado por discrepancias.

En el Congreso, varios diputados del PP consultados han coincidido en que en la decisión de Aguirre de dejar el cargo ha pesado sobre todo la salud -aunque uno de ellos asegura que no sufre ninguna recaída- y probablemente el cansancio, y no tanto las discrepancias con la dirección nacional del partido.

Al igual que la vicepresidenta, uno de ellos ha recordado que Aguirre siempre ha hablado claro y no habría tenido reparos en seguir defendiendo sus ideas.

Otras posibles razones

Sin embargo, un veterano diputado del grupo popular reconoce que también ha podido influir la "relación compleja con el mando" del partido que tenía Aguirre, e incluso la situación económica de la Comunidad de Madrid.

Esta misma tesis la apunta otro parlamentario, que recuerda que al Gobierno de la Comunidad le quedan en esta legislatura dos presupuestos muy duros que elaborar.

Y aunque muchos subrayan que Esperanza Aguirre es una mujer fuerte -"de armas tomar", señala uno de ellos-, capaz de afrontar éstos y otros retos, admiten que todas esas razones, combinadas, la han empujado a dejar la primera línea política.

De lo que no hablan en el grupo popular es de la sucesión de Aguirre, y se remiten a las palabras de su portavoz, Alfonso Alonso.

Lo que sí se ha despejado es el futuro inmediato de Aguirre: se incorporará a Turespaña, donde trabajó durante años antes de pasar a la alta política.

Se ha sabido por boca del ministro de Industria, José Manuel Soria, el mismo día en que se ha registrado en la Asamblea de Madrid la carta de dimisión de la hasta ahora presidenta.

Han sido numerosos los dirigentes y representantes del PP en las instituciones que han seguido elogiando la labor de Aguirre, como los ministros de Interior, Sanidad o Empleo.

Pero también ha tenido sus detractores. Así, el diputado de IU Gaspar Llamazares ha considerado que ha sido "muy negativa" para la vida política porque es la responsable de una parte de la crispación y la "mala leche" que hay en ella.

Soraya Rodríguez, portavoz del PSOE en el Congreso, ha pedido que no haya "compromisos personales" en la sucesión de Aguirre.

También se ha seguido expresando la sorpresa ante esa decisión. Lo ha hecho, por ejemplo, el Rey, en una conversación con los periodistas tras el acto de apertura del año judicial.

Etiquetas