Nacional

Terrorismo

Las tretas de los presos de ETA para 'engordar' la estadística

Ninguno ha necesitado asistencia médica, muchos hacen la huelga sólo por un día y otros, cuando les pillan comiendo, cambian el formulario.

Los presos de la banda terrorista ETA están intentando 'engordar' las estadísticas de la huelga de hambre en favor del secuestrador de Ortega Lara, y para ello rellenan el formulario en euskera y ponen que se declaran en huelga de patio o de comedor. Según informaron a Europa Press fuentes penitenciarias, ninguno ha necesitado asistencia médica, muchos hacen la huelga por un día y a los que les pillan comiendo, cambian el formulario.

Estas son algunas de las 'tretas' que están utilizando los reclusos de la organización terrorista desde que comenzaron a declararse en huelga de hambre, la semana pasada, para pedir la libertad de Bolinaga, el secuestrador de Ortega Lara, que se encuentra en un hospital del País Vasco para que se evalúe la gravedad de su enfermedad, después de que se le detectara una metástasis en el cerebro tras haber padecido un cáncer de riñón.

En estos momentos el número de internos que ha comunicado su intención de hacer la huelga de hambre es de 294. Esta cifra es el resultado de sumar, a los 273 que el martes por la noche estaban en huelga de hambre, a los 35 que han presentado el formulario comunicando que este miércoles iniciarán el ayuno y los 14 que notificaron que lo dejaban a partir de este miércoles.

Sin embargo, la cifra de la comunicación no tiene por qué ser la definitiva al final del día por los distintos trucos que emplean algunos reclusos de ETA.

De hecho, algunos han intentado 'engordar' las estadísticas rellenando el formulario en euskera y entregándolo como si fuesen a hacer huelga de hambre. Cuando, después de eso, los funcionarios les ven comiendo y les preguntan, aseguran que ellos están en huelga "de patio" o "de comedor".

Cambios en los formularios

Otros que sí comunican la huelga de hambre en el formulario, cambian este cuando les pillan ingiriendo alimentos del economato o con comida en su celda. En muchos casos, además, el "sacrificio" que hacen algunos internos en apoyo de Bolinaga es el "ayuno de un día".

Además, muchos de ellos, comunican su intención de hacer la huelga de hambre después del desayuno o la comida y, en ocasiones, esta se limita a 24 horas.

Esto ha provocado una importante rotación en la huelga de hambre que desarrollan los presos de ETA desde la semana pasada, lo que ha propiciado que ninguno haya requerido asistencia médica, según precisaron fuentes penitenciarias.

Etiquetas