Nacional
Suscríbete por 1€

Cooperación

Otras dos cooperantes españolas continúan secuestradas en Somalia

Fueron secuestradas unos días después de que un grupo armado se llevara de los campos de refugiados saharauis a Ainhona Fernández y Enric Gonyalons.

Blanca Thiebaut y Montserrat Serra, las dos trabajadoras de la ONG Médicos Sin Fronteras que fueron raptadas en Kenia y posteriormente trasladadas a Somalia son las dos únicas personas españolas que permanecen secuestradas, tras la liberación de dos cooperantes españoles y una italiana en el norte de Malí.

Thiebaut y Serra, que realizaban labores logísticas, fueron secuestradas el 13 de octubre del año pasado en el campo de refugiados somalíes de Dadaab, situado en el norte de Kenia y junto a la frontera con Somalia.

Eso ocurrió unos días antes de que unos individuos armados se llevaran de los campos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia) a los dos españoles y la italiana que han sido liberados este miércoles, Ainhoa Fernández del Ricón, Enric Gonyalons y Rossella Urru.

El 26 de diciembre de 2007, otras dos cooperantes de MSF, la médico leonesa Mercedes García Valcarce y una compañera argentina enfermera, fueron raptadas cerca de Bossasso, en la región somalí de Puntlandia, donde participaban en un programa de nutrición.

Ambas recuperaron la libertad una semana después, tras una negociación en la que se implicó el entonces embajador de España en Kenia, Nicolás Martín Cinto. El diplomático participó después en la resolución de otro secuestro, el del fotógrafo José Cendón, también en Puntlandia en noviembre de 2008.

El 23 noviembre de 2009, fueron capturados en Mauritania tres miembros de la ONG Barcelona Acció Solidria --Alicia Gámez, Albert Vilalta y Roque Pascual--, que estuvieron en poder de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). Gámez estuvo retenida durante más de tres meses y sus compañeros casi nueve.

Etiquetas