Nacional

Política económica

El presidente confirma que se reduce la cantidad de la prestación por desempleo

La duda es si el presidente del Gobierno anunciará las iniciativas concretas que aprobará el Consejo de Ministros, ya que hay una gran variedad sobre la mesa.

Rajoy llega al Congreso con la exigencia de la UE de aprobar ya más ajustes
EUROPA PRESS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha instado hoy a ser realistas y a asumir que, pese a que los acuerdos del último Consejo Europeo son buenos para España, aún habrá "tensiones difíciles y muchos sinsabores".

Rajoy ha hecho esta advertencia en su intervención ante el pleno del Congreso para informar de los acuerdos de la última cumbre europea y en la que ha reconocido que España está en una posición "de gran debilidad por su endeudamiento excesivo y grave recesión".

El presidente, quien ha avanzado que su intervención será extensa para exponer con pormenores la situación de la economía española, ha agradecido que el PSOE, antes del último Consejo Europeo, le trasladara su respaldo ante las decisiones que en esa cita se iban a adoptar.

"Entiendo que el apoyo introduce fortaleza en las posiciones y ayuda a mantenerlas con mayor firmeza", ha señalado el jefe del Ejecutivo.

Frente a ello, ha considerado que muchas posiciones del Consejo derivan de la debilidad del respaldo político que sufren algunos dirigentes europeos.

"La tarea -ha dicho- nos compete a todos y es bueno ofrecer una imagen de unidad que fortalezca el crédito y la defensa de los intereses".

Rajoy ha recalcado que las reacciones de las bolsas y la prima de riesgo -que se comportaron mejor inmediatamente tras los acuerdos de la Cumbre, pero volvieron a términos negativos al ver los mercados dudas en su aplicación- pone de manifiesto que los acuerdos políticos de la UE "exigen un cumplimiento rápido y completo"

Iniciativas concretas

Queda la incógnita de si desvelará las iniciativas concretas que se aprobarán en las próximas reuniones del Consejo de Ministros, porque, subrayan en el Ejecutivo, sobre la mesa hay en estos momentos una gran variedad de propuestas para reducir el déficit en línea con las recomendaciones de la Comisión Europea y del Fondo Monetario Internacional.

El balón de oxígeno que Bruselas ha dado este martes a España al concederle un año más -hasta 2014- para situar el déficit público por debajo del 3 por ciento ha ido acompañado de una petición clara para que adopte sin tardanza medidas adicionales este año que garanticen que se cumplirán los planes presupuestarios.

En Moncloa no desvelan los detalles del discurso que ha preparado Rajoy, quien explicará los resultados de la última cumbre europea, de la reunión del Eurogrupo celebrada el pasado lunes y del Consejo de ministros de Economía y Finanzas que tuvo lugar el martes en la capital belga.

Rajoy explicará con detalle por primera vez ante los parlamentarios el plan europeo de ayuda a la banca e insistirá, como ha hecho en Bruselas su ministro de Economía, Luis de Guindos, en que no tiene ningún tipo de "condicionalidad macroeconómica".

Las exigencias que la UE ha planteado a España, subrayan las fuentes del Gobierno, se enmarcan en el procedimiento de déficit excesivo en el que se encuentra inmerso el país después de que el año pasado se superara en más de dos puntos el objetivo previsto.

En ese contexto, la UE ha recordado la importancia de los planes de reequilibrio de las comunidades. Hacienda ha citado para el jueves a los responsables autonómicos para estudiar en el Consejo de Política Fiscal y Financiera la fórmula de los hispabonos, con los que las comunidades, a cambio de estrictas condiciones de ahorro, podrían financiarse en los mercados a través del Estado con un menor coste.

Bruselas ha instado además al Gobierno a presentar el plan presupuestario plurianual para 2013-2014 a finales de julio a más tardar.

Ante el pleno, explican desde el Gobierno, Rajoy dará cuenta de los ajustes y las reformas puestas en marcha hasta el momento y de la necesidad de seguir adoptando medidas difíciles, algunas incluso contrarias a su programa electoral.

Es el caso de la previsible subida del IVA, que, según baraja el Ejecutivo, consistirá en que algunos productos y servicios que en la actualidad se benefician de un tipo reducido o superreducido (4 % u 8 %), se acerquen al tipo general del 18 %.

El Gobierno ha avanzado también que estudia la puesta en marcha de impuestos medioambientales y el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, asumió ayer otras de las recomendaciones de la CE, que llevarían a eliminar la deducción por compra de vivienda, reducir la fiscalidad del trabajo y modificar las condiciones laborales de los funcionarios.

Para después del pleno Hacienda ha convocado la mesa de la función pública con el fin de informar a los sindicatos de las propuestas de reducción de gasto que podrían afectar a los funcionarios.

Montoro apuntó este martes que el Ejecutivo se plantea ampliar sus horas de trabajo semanales y asimilar su régimen laboral al del sector privado, con fórmulas como las evaluaciones permanentes sobre su productividad, aunque los sindicatos temen también la eliminación de una paga extraordinaria.

Algunas de estas medidas llegarán previsiblemente el viernes al Consejo de Ministros, que, por primera vez en esta legislatura, presidirá el rey en el Palacio de la Zarzuela.

Etiquetas