Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Ranking europeo

España puntúa bajo en un ránking sobre la calidad de la sanidad

España ha obtenido 603 puntos, lo que la ubica en la posición 24 de la tabla, dos puestos por debajo de la que ocupó en 2009.

España ocupa la posición 24 en el Índice de Consumidores de la Sanidad Europea (EHCI, por sus siglas en inglés), un ránking que evalúa la calidad de los servicios sanitarios de 32 países europeos elaborado por el centro de análisis Health Consumer Powerhouse.

El EHCI evalúa un total de 42 indicadores que cubren cinco áreas clave de la atención sanitaria: derechos e información de los pacientes, tiempo de espera para los tratamientos, resultados de los mismos, prevención y servicios y productos farmacéuticos.

El listado está encabezado por Holanda, que obtiene 872 puntos del total de 1.000 que se conceden, seguida de Dinamarca (822) e Islandia (799); mientras que en el otro extremo se situaron Rumanía (489), Bulgaria (456) y Serbia (451).

España ha obtenido 603 puntos, lo que la ubica en la posición 24 de la tabla, dos puestos por debajo de la que ocupó en 2009, cuando se publicó el estudio previo.

El doctor Arne Bjönberg, jefe de operaciones del centro de análisis Health Consumer Powerhouse (HCP) y responsable del estudio, considera que la crisis económica es un factor "bastante reciente" y que "no puede explicar el continuo deterioro de la sanidad española".

El principal motivo de problemas detectados en España, como los largos tiempos de espera para los pacientes, "no son la falta de recursos, sino una cuestión de actitudes y de organización", según explicó el experto en un comunicado.

Bjönberg también señaló la "carencia de transparencia y de participación de los pacientes" en el sistema sanitario español.

A pesar de tratarse de un sistema que cuenta con financiación pública, "la desigualdad está aumentando y el acceso al cuidado bucodental o a la vacuna tetravírica es mediocre", subrayó.

"El hecho de que España encabece la lista en cuanto a trasplante de órganos no compensa los muchos otros puntos débiles del tratamiento sanitario", añadió Bjönberg.

El experto fue más allá y cuestionó la sostenibilidad del sistema sanitario español, y en concreto expresó sus dudas sobre "si la financiación pública a través de los impuestos y la regionalización del sistema son las medidas adecuadas".

A nivel europeo, el EHCI refleja una "mejora constante de la sanidad" tanto en lo que se refiere a resultados de los tratamientos como en condiciones sanitarias en general, pese a los recortes que algunos países están aplicando a dicho sector.

El informe sí advierte sobre el incremento de los tiempos de espera para las operaciones costosas en los países más afectados por la mala situación económica o el empeoramiento del acceso a nuevos tipos de medicamentos.

El índice se elabora desde 2005 a partir de una combinación de estadísticas públicas, encuestas entre pacientes y estudios independientes realizados por el HCP, con sede en Suecia.

El EHCI de 2012 ha sido financiado por la EFPIA (Federación Europea de Asociaciones de la Industria Farmacéutica) y las compañías farmacéuticas Pfizer Inc., Novartis SA y Medicover SA.

Etiquetas