Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Por incompatibilidad

El delegado del Gobierno en Extremadura dimite para mantener su farmacia

La Oficina de Conflictos de Intereses, que depende de la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas, le comunicó la incompatibilidad.

El delegado del Gobierno en Extremadura, Alejandro Ramírez del Molino, ha anunciado su dimisión porque su puesto es incompatible con la titularidad de la oficina de farmacia que tiene en Badajoz.

En una rueda de prensa, ha explicado que la Oficina de Conflictos de Intereses, que depende de la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas, le comunicó la incompatibilidad hace diez o doce días.

Posteriormente, Ramírez del Molino hizo una consulta a la Abogacía del Estado, que ratificó la opinión de la Oficina de Intereses.

El delegado ha explicado que acudió a la Abogacía del Estado para asegurarse si podría haber alguna "excepción" y si, al no dedicarse a la farmacia, podría considerarse solamente como "patrimonio".

El presidente del Gobierno extremeño, José Antonio Monago, le comunicó anoche por teléfono la opinión de la Abogacía del Estado y, posteriormente, el delegado se reunió con él para explicarle que dimitía.

Ramírez del Molino fue nombrado en el Consejo de Ministros del pasado 6 de enero y desde entonces se ha dedicado "en cuerpo y alma" al cargo y prácticamente no ha "pisado" la farmacia.

Ha asegurado que él es el "primer sorprendido" con el conflicto de intereses, porque, de haber conocido el problema, habría seguido como diputado en el Congreso.

Ahora, ha tenido que elegir entre la titularidad de la farmacia y el cargo, y ha preferido su faceta profesional a la política, que considera vocacional.

Esta renuncia se produce dos días después de que el consejero de Salud y Política Social de Extremadura, Francisco Javier Fernández Perianes, dimitiera tras hacerse público que mantenía una consulta privada de Oftalmología en la localidad portuguesa de Elvas, fronteriza con Badajoz, incompatible con su cargo.

A su juicio, su caso es distinto al del exconsejero de Salud y Política Social, ya que simplemente han coincidido en el tiempo.

Muy emocionado, ha asegurado que su etapa al frente de la Delegación del Gobierno ha sido "muy intensa", y ha agradecido a las subdelegadas del Gobierno en las provincias de Cáceres y Badajoz, Jerónima Sayagués y Pilar Morales, respectivamente, y a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, su buen trabajo y su "perfecta compenetración".

Etiquetas