Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Por querer reconstruir Batasuna

Bajan la condena a Otegi, pero seguirá en prisión hasta 2016

El Tribunal Supremo condena a Otegi y Usabiaga por integración en organización terrorista, pero excluye el grado de dirigentes.

Foto de archivo de Arnaldo Otegi
El Supremo ordena repetir un juicio a Otegi
EFE

El exportavoz de Batasuna Arnaldo Otegi, al que el Tribunal Supremo ha condenado a seis años y medio de prisión por intentar reconstruir Batasuna a través del grupo Bateragune, no saldrá de la cárcel hasta abril de 2016 si no se le aplican beneficios penitenciarios.

Otegi, que ingresó en prisión preventiva el 16 de octubre de 2009 por orden del juez Baltasar Garzón por el "caso Bateragune", fue condenado el pasado 16 de septiembre por la Audiencia Nacional a diez años de cárcel por un delito de integración en banda armada en calidad de dirigente, pena que ha sido rebajada por el Supremo en tres años y medio.

El alto tribunal, sin embargo, no ha modificado la pena de diez años de inhabilitación para el sufragio pasivo a la que también fue condenado por la Audiencia Nacional, que le impide presentarse como candidato a unas elecciones durante ese tiempo y que, según fuentes jurídicas, comenzará a cumplir desde hoy mismo.

Esto significa que Otegi no podrá concurrir a unos comicios hasta el año 2022.

De todas formas, e incluso si el alto tribunal hubiese absuelto a Otegi éste no habría podido presentarse a las próximas elecciones autonómicas vascas -que en teoría deberían celebrarse el año que viene-, ya que está condenado a siete años y tres meses medio de inhabilitación absoluta por participar en 2003 en un homenaje al etarra José Miguel Beñarán, "Argala".

La condena fue confirmada por el Supremo en junio de 2007, por lo que de no haber sido hoy condenado por intentar reconstruir Batasuna a través del grupo Bateragune, Otegi hubiera estado inhabilitado hasta septiembre de 2014.

El dirigente abertzale, además, tiene aún una causa pendiente: el sumario de las "herriko tabernas" que el juez Baltasar Garzón comenzó a instruir en 2002 para investigar la subordinación de Batasuna a ETA y su financiación a través de esos establecimientos y por el que la Fiscalía solicitará para él doce años de prisión.

El delito que se atribuye a Otegi en ese sumario, sin embargo, es el mismo por el que ha sido condenado -pertenencia a organización terrorista-, por lo que su defensa podría alegar "cosa juzgada" y solicitar el archivo de la causa.

Etiquetas