Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Caso Gürtel

La sonorización de la visita del Papa se encargó meses antes de la adjudicación

El responsable de sonido admite que Crespo le propuso el trabajo en febrero de 2006 pese a que el contrato se concedió en mayo.

El exsecretario de Organización del PP de Galicia y presunto número dos de la trama de corrupción Gürtel Pablo Crespo encargó la sonorización de la visita que el Papa realizó a Valencia en 2006 tres meses antes de que la Radio Televisión Valenciana (RTVV) adjudicara los contratos.

Así lo ha indicado Miguel Torroja Fungairiño, coordinador de vídeo y sonido del V Encuentro Mundial de las Familias, que se celebró en la capital valenciana entre el 7 y el 9 de julio de 2006, durante su declaración como testigo ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, que investiga el supuesto desvío de fondos de la televisión pública valenciana a las empresas de Francisco Correa, informaron fuentes personadas en la causa.

El responsable de sonido, que trabajaba habitualmente para la sociedad Special Events, ha declarado que Crespo le llamó en febrero de 2006 para proponerle que se hiciera cargo de este trabajo a pesar de que el contrató salió a concurso en abril y no se adjudicó hasta el 6 de mayo.

Veinte días antes de esa fecha, según ha declarado, Crespo le confirmó que iban a ganar el concurso aunque le indicó que en esta ocasión se le iba a hacer un contrato por obra y servicio con la constructora Teconsa, que funcionaba como "pantalla" de Special Events. La razón, según le trasladó el propio Crespo, era que el pliego de condiciones del concurso exigía que la adjudicataria hiciera frente a una aval de un millón de euros, algo que la primera empresa no podía afrontar debido a su volumen de negocio.

Su jefe era Crespo

En este sentido, el testigo ha indicado que a pesar de lo que ponía en su contrato, nunca habló con ningún responsable de Teconsa, empresa que, según ha admitido, no le consta que se dedique a la sonorización de eventos. Según ha dicho, fue Crespo quien le contrató, con quien negoció su remuneración y a quien acudía cuando tenía que realizar alguna consulta a sus superiores.

Los también imputados Vicente Torro Casanova, administrador único del Grupo Avalon, y Ana María Martínez Penades, han ejercido su derecho a no declarar ante el juez, como hicieron este lunes el propio Crespo, el presunto cabecilla de la trama Francisco Correa; y el supuesto responsable de la red en Valencia, lvaro Pérez, 'El Bigotes'.

Este martes también ha declarado el exdirector general de la RTVV Pedro García Gimeno, que ha asegurado que los regalos que recibió de lvaro Pérez eran "normales entre amigos" y no tuvieron "nada que ver" con las adjudicaciones que el ente público realizó para cubrir la visita del Pontífice.

Imputados por corrupción

Los tres comparecientes, junto a los presuntos cabecillas de la trama, Francisco Correa, Pablo Crespo y Alvaro Pérez, 'El Bigotes', así como el empresario Óscar Fragio, están imputados por los delitos de cohecho, prevaricación, malversación de caudales públicos, blanqueo de capitales y delitos contra la hacienda pública por el IRPF correspondiente a 2006 de las personas que percibieron fondos derivados de esta contratación y el Impuesto de Sociedades e IVA que Teconsa dejó de abonar ese año.

Según el informe de la Fiscalía Anticorrupción que motivó estas nuevas imputaciones, el exdirector general de la RTVV habría percibido "reiteradas dádivas en forma de prendas de vestir, vehículos y entrega de fondos en metálico" del entorno de Francisco Correa que "al menos parcialmente" estarían vinculadas con "la contratación irregular" de RTVV con algunas de sus empresas.

Por su "volumen" y el "número de irregularidades" detectadas el Ministerio Público destaca el acto del V Encuentro Mundial de las Familias, que la televisión pública valenciana adjudicó a Teconsa por un importe de 7.493.600 euros.

Los trabajos fueron subcontratados después a las "empresas pantalla" Apogee, Impacto Producciones, Sirius Show Equipement, Wild Electronic Design, Castaño Corporate y Free Consulting, que habrían girado facturas supuestamente falsas por valor de 1.242.690 euros.

Etiquetas