Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

El Congreso rechaza las enmiendas a la totalidad

Rajoy destaca su "fortaleza" para evitar devolver los PGE

Las enmiendas de devolución han recibido 156 votos a favor, 182 en contra y una abstención. El PP solo ha contado con el apoyo del diputado de UPN y de Foro Asturias.

Mariano Rajoy en los pasillos del Congreso
Rajoy, "satisfecho" pese a no sumar apoyos a los Presupuestos
EFE

El Gobierno ha destacado su "fortaleza" después de que la mayoría absoluta del PP en el Congreso tumbase las diez peticiones de devolución presentadas al proyecto de Presupuestos Generales del Estado, aunque solo ha logrado sumar a su proyecto de austeridad a los dos diputados de UPN y a Foro Asturias.

El Ejecutivo ha dejado claro que cuenta con la legitimidad y el apoyo de sus diez millones de votantes, lo que le da una estabilidad con la que no se cuenta en otros países de Europa.

"¿Cuántos gobiernos en Europa pueden actuar en soledad?", se ha preguntado al respecto el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tras dos días de sesión plenaria en el Congreso en los que ha tratado de convencer sin éxito a las diez formaciones que han presentado enmiendas a la totalidad de que las retirasen.

El presidente Mariano Rajoy ha subrayado la "fortaleza" de su Gobierno y se ha mostrado convencido de que aunque los Presupuestos Generales del Estado, los primeros de su Ejecutivo, contienen medidas "difíciles, duras y que no gustan", llevarán "sin ningún género de dudas" a la recuperación económica.

Especial empeño había puesto el Gobierno en conseguir el apoyo o la abstención de CiU, con quien mantiene acuerdos puntuales en Cataluña y Madrid, pero los catalanes finalmente han optado por mantener la petición de devolución porque su comunidad es en la que más se reduce la inversión.

Montoro ha recalcado que "España necesita a Cataluña para salir de la crisis económica" y que es una comunidad que tiene "toda la prioridad del Gobierno", pero ha insistido en que lo "irrenunciable" es el objetivo de déficit público.

"No hay margen para gastar más de ninguna manera. Para gastar menos todas las propuestas son bienvenidas", ha asegurado el ministro, garantizando que "no se va a gastar ni un euro más ni habrá iniciativas parlamentarias que puedan minar la fiabilidad de este presupuesto en un momento tan difícil y problemático".

Para ello, ha insistido en que al Gobierno no le temblará el pulso si tiene que intervenir a alguna comunidad autónoma que se desvíe del objetivo de que el conjunto de las administraciones públicas cierren el 2012 en el 5,3 % de déficit público.

Ha pedido que "nadie se equivoque" sobre la necesidad de cumplimiento de estos objetivos, lo que implica la posibilidad de intervenir comunidades autónomas.

"Vamos a clarificar las cuentas"

Sus advertencias han sido especialmente duras al dirigirse a algunas formaciones que formaron parte de gobiernos autonómicos que acabaron con fuertes déficit, y que han defendido enmiendas a la totalidad, como ERC e ICV.

"Vamos a clarificar las cuentas de todos porque tenemos las cifras", les ha respondido él mismo después de preguntarles "cuánto han dejado en el cajón".

Además, el ministro ha advertido de que "nada más lejos de la realidad" que decir que "si fuéramos independientes el asunto económico estaría resuelto", ya que precisamente Europa es cuestionada por la falta de velocidad de integración, ha recordado.

Pero los cinco partidos del grupo mixto que han enmendado la totalidad los Presupuestos, y a los que tocaba defender su posición en el pleno, los han calificado de regresivos, centralistas, contrarios a la recuperación, duros con los trabajadores o directamente "un atraco".

Según Montoro, que ha agradecido el apoyo a los Presupuestos del PP, UPN y Foro Asturias, las cuentas presentadas son las de la "austeridad y la sinceridad, las de decirle a la gente cuál es el camino, que no es fácil".

Los actuales presupuestos son además la "corrección" de presupuestos y políticas anteriores, que son las causantes, a juicio del ministro, de la actual crisis de confianza y por ende económica.

No obstante, ha dejado claro que "no estamos al final del camino, ni siquiera al final del principio, estamos en el principio del principio de la solución de la crisis económica".

El paso siguiente al trámite de hoy es la presentación de enmiendas parciales al articulado, cuyo plazo acaba el próximo viernes a las dos de la tarde.

Etiquetas