Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Rubalcaba propone subir un 10% el tabaco y el alcohol para financiar la sanidad

Con esta medida, Rubalcaba quiere evitar fórmulas como el copago para que el sistema sanitario español, "la joya de la corona" del estado del bienestar.

Alfredo Pérez-Rubalcaba y José Luis Rodríguez Zapatero, ayer, en la conferencia política del PSOE
Zapatero defiende su legado y agradece el apoyo incondicional del PSOE
AFP PHOTO

El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha comprometido hoy a recoger en el programa electoral de los socialistas una subida del 10% de los impuestos del tabaco y del alcohol -excepto cerveza y vino- para garantizar la financiación del sistema público de salud.

Rubalcaba ha hecho esta propuesta durante su intervención en un foro sobre el sistema sanitario, dentro de la segunda jornada de la Conferencia Política del PSOE, en la que se sentarán las bases del programa electoral para los comicios del 20N.

Con esta medida, Rubalcaba quiere evitar fórmulas como el copago para que el sistema sanitario español, "la joya de la corona" del estado del bienestar, mantenga sus características fundamentales y siga siendo "universal, bueno y barato".Cálculos

Según los cálculos del PSOE, el año que viene la sanidad que gestionan las comunidades autónomas tendrá un déficit de 2.000 millones de euros y con el aumento de los impuestos especiales del alcohol y el tabaco el Estado recaudaría alrededor de 1.000 millones de euros.

Tanto el alcohol como el tabaco, ha subrayado Rubalcaba, tienen una clara repercusión en los servicios sanitarios y es "razonable pedir un esfuerzo a los que fuman y beben".

Junto a esta subida, ha sugerido eliminar las exenciones fiscales que tienen las empresas por ofrecer seguros sanitarios privados a sus trabajadores, ya que todos los españoles están cubiertos por la sanidad pública, lo que supondrían otros 300 millones de euros.

También ha apostado por cobrar prestaciones que se realizan y de las que no se hacen cargo quienes deberían realmente pagarlas, iniciativa con la que se ahorrarían 700 millones de euros.

Se trata de cobrar a las mutuas y seguros privados todos los accidentes laborales, deportivos o de tráfico que cubren y de reclamar a la seguridad social de todos los países la asistencia sanitaria que se presta a los turistas extranjeros.

Etiquetas