Motor
Suscríbete por 1€

TRÁFICO

¿Tienes que conducir con nieve o hielo? Estas son las reglas y recomendaciones

Desde provisiones ante una esperada nevada hasta el reglamento que dicta la DGT de acuerdo al nivel de nieve, la conducción con climatología adversa requiere de una serie de conocimientos.

Nieve en Monrepós.
Nieve en Monrepós.
Rafael Gobantes

Las recomendaciones en previsión de nieve, heladas y otros factores climatológicos que incluyan peligro sobre las carreteras siempre se dirigen a no coger el coche. Correr riesgos innecesarios no entra en los planes de nadie, por lo que en caso de nevadas y hielo lo mejor es dejar el vehículo aparcado. Si no hay otra opción, la nevada nos pilla en mitad del trayecto o nos encontramos ante zonas con nieve o hielo de forma inesperada, deberemos tener en cuenta una serie de obligaciones y consejos.

Qué llevar en el coche ante riesgo de nieve o hielo

En primer lugar, salir a carretera con tiempo invernal conviene una provisión de linterna, cadenas, depósito lleno, alimentos, ropa de abrigo, lámpara, pinzas, rascador o triángulo de advertencia. Además de estas medidas autoprotección, el Gobierno de España establece una serie recomendaciones : 

  • Revisar neumáticos, anticongelante y frenos. Llenar el depósito y llevar cadenas o neumáticos de invierno y elementos de abrigo.
  • Llevar un teléfono móvil y batería.
  • Prestar especial atención para advertir las placas de hielo. Las zonas de umbría son las más habituales.
  • Limpiar periódicamente la nieve que se acumula en el parabrisas y guardabarros de ruedas delanteras.
  • Colocar las cadenas en ruedas motrices.
  • Con temperaturas bajo cero, no utilizar el freno de mano

Además, según la intensidad de las nevadas, se establecen una serie de pautas y protocolos a seguir establecidos por la DGT:

Conducir con nevadas de nivel verde: comienza a nevar

Si comienza a nevar, hay que conducir con mucha prudencia: no sobrepasar los 100 Km/h en autopistas y autovías y 80Km/h en el resto de carreteras. Además, los camiones deben circular por el carril derecho y no pueden adelantar. Será importante consultar la previsión de la Agencia Estatal de Metereología (AEMET) para conocer la evolución de la nevada, mientras extremaremos precauciones ante la posible generación de hielo.

Conducir con nevadas de nivel amarillo: nieve sobre el asfalto

En situación de nieve cuajada sobre el asfalto, se prohíbe circular a camiones y vehículos articulados, mientras turismos y autobuses deben hacerlo a una velocidad máxima de 60 Km/h. En la conducción, disminuiremos la velocidad con especial precaución en curvas y tramos inclinados, evitaremos maniobras bruscas, aumentaremos la distancia de seguridad y, en caso de que la nevada crezca o se prevea un empeoramiento de las condiciones, detendremos el viaje en el área de servicio más próxima.

Conducir con nevadas de nivel rojo: carretera cubierta

En caso de que la vía se presente cubierta de nieve, la circulación sólo será posible con cadenas o neumáticos especiales, mientras la velocidad máxima se situará en 30 Km/h. Por otro lado, queda prohibida la circulación para camiones y vehículos articulados. De este modo, el protocolo a seguir incluirá la puesta de cadenas, detener el coche en lugares donde puede dificultar la circulación de otros vehículos, no rebasar a los vehículos parados si no se está seguro de poder continuar la marcha y, si estamos a tiempo, aplazar el viaje.

Conducir con nevadas de nivel negro: vías intrasitables

En este caso, será imposible la circulación para cualquier tipo de vehículo, con riesgo de quedar inmovilizado por largos periodos de tiempo. En este sentido, se deben evitar rutas señaladas con nivel negro.
Los fabricantes de neumáticos ofrecen dos tipos de ruedas para circular con seguridad cuando hace frío, nieva o hay temporales de lluvias fuertes: los mixtos y los de invierno.
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión