Despliega el menú
Motor
Suscríbete

motor

Los más de 600 coches ‘zombis’ que circulan por Aragón tienen los días contados

La DGT trabaja de oficio con los ayuntamientos para poner coto a los vehículos de baja temporal, pero que siguen circulando en la calle.

Coches fantasma, sin seguro ni ITV
Coches fantasma, sin seguro ni ITV
Pixabay

La Dirección General de Tráfico (DGT) quiere poner coto al coche zombi o fantasma, ese que ha sido dado de baja temporal, pero que sigue circulando por la calle, con las consiguientes infracciones legales y de seguridad que conllevan por parte del conductor. En la mayoría de las ocasiones, se trata de vehículos que se mueven sin seguro, sin la ITV pasada y sin pagar impuestos. A Tráfico le preocupa que muchos de estos coches han pasado a formar parte del mercado negro y han podido ser vendidos por piezas o enviados a otros países para su venta ilegal.

La DGT tiene un registro en Aragón con al menos 618 turismos (128 en Huesca, 89 en Teruel y 401 en Zaragoza) que llevan 10 o más años sin seguro y sin pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). También contempla la existencia de 175 camiones, 570 motocicletas y 386 ciclomotores fantasmas. Del total de bajas que se registran se ha producido un aumento de las bajas temporales de vehículos de un 47% en la última década en Zaragoza, Tráfico ha decidido trabajar de oficio para controlar su proliferación en virtud de una medida introducida en el Reglamento de Vehículos a través del Real Decreto 265/2021, del pasado 13 de abril. En España, en 2004, el porcentaje de bajas temporales rondaba el 5%, cifra que hoy ha pasado casi a ser del 50%. 

De momento, su objetivo es establecer con los ayuntamientos censos municipales de los coches 'zombis' de cada localidad para iniciar el proceso de la baja definitiva. “La iniciativa es, por ahora, de los entes locales”, afirman desde Tráfico, un organismo que muestra su predisposición a buscar una solución al problema tramitando la baja definitiva.

La solicitud de baja temporal se tramita de forma sencilla en las dependencias de Tráfico o a través de su página web. El trámite tiene un coste de 8,50 euros en concepto de tasa y el organismo estatal facilita un justificante de la retirada temporal. Este sistema se utiliza para dejar en suspenso un vehículo que va a ser objeto de un proceso de compraventa, o ante un robo, para ‘inutilizar’ el coche y evitar costes y responsabilidades derivadas mientras se intenta recuperar. En este caso, la baja suele ser comunicada a la DGT por los propios agentes de la Policía Nacional en el momento en que se formaliza la denuncia. También se creó para aquellos conductores que, ante una situación de dificultad económica puntual, quieren ajustar los gastos familiares pero sin llegar a vender el coche, por lo que apuestan por aparcarlo hasta que lleguen tiempos mejores.

Por qué se persiguen los coches zombis

Además de que la baja temporal frente a la definitiva facilita las transacciones fraudulentas a través de la venta ilícita de piezas o la exportación a otros países para su posterior venta en el mercado negro, son varias las razones por las que las autoridades persiguen a los coches fantasmas. La más clara, sin duda, que el propietario no tributa por un vehículo que utiliza.

- Los coches zombis no tienen seguro en vigor, por lo que suponen un riesgo para posibles contrarios en un incidente o accidente.

- No pasan la ITV, por lo que pueden estar en mal estado y ser peligrosos para los ocupantes y el resto de usuarios de la calzada.

- No se lleva un control de las emisiones, por lo que su deterioro no controlado puede suponer un grave perjuicio para el medio ambiente.

De 601 a 3.005 euros de sanción

La DGT advierte también de que circular sin seguro obligatorio tiene multa, con sanciones entre los 601 y los 3.005 euros, según el perjuicio generado, si se circula o no y el tiempo sin asegurar y la reiteración. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión