Despliega el menú
Motor

motor

Captur E-Tech, el enchufado de Renault

El fabricante francés estrena la versión híbrida enchufable del Captur, un SUV urbano. En ciudad, funciona como un eléctrico puro en un recorrido de hasta 65 km. Desde 31.000 euros.

Renault Captur híbrido enchufable
Renault Captur híbrido enchufable
JEAN-BRICE LEMAL

Es la nueva joya de la corona de Renault. Su último y más sofisticado invento. Llegó al mercado en 2013 y, ahora, la segunda generación del SUV de la marca francesa, que se fabrica en Valladolid, se presenta con la tecnología híbrida enchufable, sin duda, la que está de moda en el país. El pasado junio, estos modelos, que funcionan mitad con gasolina, mitad con baterías, han aumentado sus ventas un 230% respecto al mismo mes del año pasado.

Junto a los eléctricos puros como el ZOE, Renault responde a la demanda de nuevas alternativas de movilidad por parte de los consumidores con una gama electrificada conocida como E-Tech. Está compuesta por el Clío híbrido y los híbridos enchufables Captur y Mégane Sport Tourer.

En ciudad y en función de las condiciones del tráfico y del tipo de conducción, el Captur se comporta como un coche eléctrico 100% hasta en un 80% del recorrido. Entre sus virtudes, el Captur destaca por sus bajas emisiones contaminantes –32 gr/100 km de CO2– y un ahorro de combustible de hasta un 40% respecto a una versión similar de gasolina. Según Renault, el coche puede recorrer hasta 65 km en modo eléctrico, con un consumo que, pese a ser un SUV, más alto y con ruedas mayores que una berlina, ronda los 1,4 litros/100 km.

Con una suspensión dura para aguantar los movimientos de su carrocería elevada, ofrece la sensación de ser un coche ágil y con una salida rápida. A los mandos del Captur, la primera sensación se siente en el arranque. Silencioso, cómodo y confortable, se hace en modo eléctrico sin necesidad de recurrir al motor térmico. Como en los coches 100% eléctricos, el par está inmediatamente disponible, lo que proporciona un arranque brillante. Es decir, acelera al instante. Si se pisa el pie a fondo y dejamos que el coche coja velocidad poco a poco podemos seguir sin apoyo térmico incluso hasta los 100km/h. Es en las cuestas o en determinadas aceleraciones cuando el motor térmico ayuda a conseguir la potencia deseada.

El sistema híbrido cuenta con un motor de gasolina 1,6 l. que genera 91 caballos de potencia. Lo acompañan dos propulsores eléctricos, uno principal que puede mover el vehículo por sí solo o recargar la batería, y otro secundario, que sirve como motor de arranque y generador.

Renault Captur híbrido enchufable
Renault Captur híbrido enchufable
Jean-Brice Lemal

Los motores son capaces de funcionar de forma independiente o conjunta dirigiendo su energía tanto hacia las ruedas como hacia la batería. Su aportación está en función de las necesidades de aceleración y potencia eventuales, así como de acuerdo con las oportunidades de regeneración de la batería.

Los cambios de modo de funcionamiento son prácticamente imperceptibles y no requieren ninguna acción por parte del conductor. El sistema E-Tech elige automáticamente el modo más adecuado a la situación de conducción con el fin de optimizar al máximo las emisiones y el consumo a la vez que se garantiza una conducción eficaz.

Tres modos de conducción

El nuevo Renault Captur ofrece tres modos de conducción: Pure, para conducción eléctrica hasta que se agota la batería; E-save, un modo híbrido que permite conservar un 40% de la batería como mínimo porque el motor térmico recarga continuamente la batería, y el modo Sport, en el que predomina fundamentalmente la búsqueda de la potencia del vehículo.

Renault Captur híbrido enchufable
Renault Captur híbrido enchufable
Renault

No hay cambios ni en la carrocería ni en el interior, ni en el maletero respecto al actual Captur, Tan solo algunos logos delatan su condición híbrida enchufable.

Híbrido enchufable, el ‘best-seller’ del momento

Pueden funcionar a baterías sin consumir casi carburante en los trayectos diarios y llevarte de escapada en viajes largos a cualquier distancia gracias a su depósito de gasolina. Los híbridos enchufables combinan la limpieza y el bajo consumo de los coches eléctricos puros y el alcance de los motores diésel o gasolina de toda la vida. Son la tecnología del momento, los más buscados del mercado actual porque permiten al cliente adaptarse a cualquier uso (ciudad, carretera…) y a la vez limitan las emisiones de CO2.

A diferencia de un híbrido autorrecargable, un vehículo híbrido enchufable posee una batería que optimiza la circulación en modo eléctrico gracias a que se puede recargar conectándola a la red. Su autonomía eléctrica es mayor que la de un híbrido cuya pila solo se recarga mientras se conduce.

De aquí a 2022, Renault pretende la electrificación masiva de su gama con 8 modelos 100 % eléctricos y 12 electrificados (híbridos e híbridos enchufables).

En 2025 el 15% de los coches comercializados tendrán algún de electrificación y en 2030 serán la mitad 

En Mercedes-Benz también están convencidos de que esta estrategia es el paso previo al coche eléctrico puro. Pero, ¿cuánto tiempo se prevé que dure la transición? «Nuestras previsiones estiman que en 2025 en torno al 15% de los coches comercializados tendrán algún tipo de electrificación y en 2030 serán ya la mitad», afirma Juan de la Rocha, jefe de prensa en España del fabricante alemán.

La oferta en España de híbridos enchufables está en auge. Suelen ser de tamaño medio y grande y se ofrecen en distintas carrocerías (SUV, familiar, berlinas...). Su principal pega hoy es su precio, algo más elevado que el de uno de combustión similar, aunque, a largo plazo, sea posible compensar el gasto.

Etiquetas
Comentarios