Despliega el menú
Motor

motor

Mitsubishi Outlander, el familiar del verano

Es un familiar híbrido enchufable que puede recorrer unos 50 km en modo eléctrico. Ofrece un precio singular: casi 10.000 euros de rebaja

Ahorrador y limpio, de lunes a viernes, por su capacidad para recorrer hasta 54 km con su motor eléctrico, pero también coche familiar amplio, cómodo y sin limitaciones de autonomía para viajar o realizar una escapada el fin de semana gracias a su propulsor de gasolina. Así es el Mitsubishi Outlander PHEV, el primer SUV híbrido enchufable con tracción a las cuatro ruedas que llegó al mercado hace siete años tras su estreno mundial en el Salón del Automóvil de París. Con las consiguientes actualizaciones, el modelo japonés sigue manteniendo una enorme popularidad tanto en España como en más de 50 países de todo el mundo.

El Outlander es uno de los coches de este verano. La llegada de los planes de ayuda Renove y Moves II a la compra de automóviles convierten al modelo de Mitsubishi en una ocasión singular de compra y especialmente atractiva. La oferta contempla un ahorro próximo a los 10.000 euros que dejan el precio de la versión con acabado Motion en 33.700 euros, y en 39.000 euros en el caso del Kaiteki+, el tope de gama. A esto hay que añadirle la garantía de cinco años o 100.000 kilómetros (ocho años o 160.000 kilómetros para la batería) y todas las ventajas (aparcamiento gratis en zona azul y exención de impuestos por su etiqueta Cero de la DGT).

Mitsubishi Outlander
Mitsubishi Outlander
Mitsubishi

Gasolina y batería

La clave del Outlander, buque insignia del fabricante japonés, es su sistema de propulsión, que cuenta con un motor gasolina de 2,4 litros y 135 caballos y otros dos eléctricos, uno situado en cada eje, para aportar una potencia total de 230 CV.

Sus 4,7 metros de longitud y su altura de algo más de 1,7 metros le confieren un interior donde no falta sitio para ninguno de los cinco ocupantes. En el maletero de 500 litros cabe casi todo. Debajo del suelo plano de este, por cierto, está el cable de carga para el motor eléctrico. La conexión es sencilla, se sitúa en la boca opuesta a la de gasolina y en poco más de cinco horas, en una red doméstica, ya está cargado.

El acabado Kaiteki+ es el más alto de la gama, y por tanto el ambiente interior es superior, con tapicería y detalles en piel que le dan categoría. La posición de conducción es alta, se controla todo a la perfección, y ofrece al conductor una buena visibilidad del exterior.

El sistema de información y entretenimiento se controla con pantalla de 8”, que entre otras cosas permite visualizar y controlar el funcionamiento del sistema híbrido. La pantalla táctil responde rápido y bien, pero no tiene navegador. Su ausencia se suple con los sistemas compatibles Apple CarPlay o Android Auto a través del móvil.

Etiquetas
Comentarios