Despliega el menú
Motor

motor

Cómo conservar el coche en buenas condiciones durante el confinamiento

El automóvil también requiere de ciertas atenciones mientras nos quedamos en casa para combatir el coronavirus. ¿Qué debemos hacer?

Opel Corsa-e
Opel Corsa-e
Christian Bittmann

La actual situación en España, y en prácticamente todos los países del mundo, con millones de personas confinadas en sus casas con motivo de la pandemia por coronavirusCovid-19, ha llevado a que los desplazamientos caigan de manera drástica, circulando únicamente los vehículos de los servicios de emergencia, cuerpos y fuerzas de seguridad y los de aquellos cuyo trabajo es imprescindible. Ello implica que millones de coches estén aparcados, en la calle o en un garaje.

Como aún quedan días de confinamiento en casa para luchar contra el coronavirus es importante también atender el coche con pequeños detalles que nos permitan, cuando pase el estado de alarma, volver a utilizar sin sobresaltos. 

¿Es posible dar de baja el seguro del coche durante el tiempo que dure el confinamiento en casa?. ¿Debemos desconectar la batería?. ¿Qué ocurre si nos caduca la ITV? ¿Cómo podemos preparar nuestro vehículo para estar parado una larga temporada?

El seguro del coche no se puede dar de baja aunque no se use

Una de las dudas que surge estos días es si podemos dar de baja el seguro del coche durante la cuarentena. Tal y como apunta el comparador de seguros Acierto.com, la respuesta es clara: no. Así lo estipula el Real Decreto 8/2004 sobre la responsabilidad civil y el seguro en la circulación de vehículos a motor.

La razón es sencilla: si nuestro vehículo causa un percance (incluso sin estar en uso), deberemos hacernos cargo de la responsabilidad civil y de los daños que se deriven del mismo. Por ejemplo: imaginemos que nuestro coche está aparcado en el parking del edificio y que este tiene cierta pendiente. Imaginemos también que falla el freno de mano y que impacta sobre otro vehículo o, peor, sobre un vecino. Deberemos correr con los gastos y con la indemnización.

El seguro de coche no se puede dar de baja, aunque esté parado. Hay gente que lo tiene en un garaje mucho tiempo y piensa también que se puede, pero no. Porque el aseguramiento en España es obligatorio solo por el mero hecho de tener el vehículo, debido a la responsabilidad civil que puede derivar. Es decir, que mientras el coche esté en activo –dado de alta en tráfico– ha de tener seguro. La cobertura obligatoria es la que marca la ley: la responsabilidad civil obligatoria, el resto no es necesario contratarlas.

Además, dar de baja el seguro –a no ser que el vehículo también se dé de baja de forma temporal o definitiva– implica incurrir en un delito. En caso de accidente, el propietario podría enfrentarse a una sanción que oscila entre los 600 y 3.000 euros; además de al depósito o precinto del vehículo durante un mes.

Dicho lo cual, lo que sí podemos hacer es dar de baja temporalmente el vehículo a través de la página web de la Dirección General de Tráfico aportando la correspondiente documentación. 

Esta, no obstante, es una decisión que comporta cierto riesgo. Si necesitamos usar el coche por una urgencia o cualquier otro tipo de contingencia, no lo podremos hacer. De hecho, la Dirección General de Tráfico (DGT) está preparando un envío masivo de cartas dirigido a miles de conductores en referencia a la enorme acumulación de sus registros de vehículos en situación de baja temporal. En las cartas, el organismo comunicará a los propietarios la situación actual del vehículo así como las sanciones a las que se enfrenta si hace un uso fraudulento del mismo: circular con un coche sin estar dado de alta está penalizado con una multa de 500€ (250€ si se paga pronto).

Y, ¿qué ocurre si caduca la ITV durante el estado de alarma?

Respecto a la ITV, el real cecreto que regula el estado de alarma amplía los plazos administrativos. En concreto, apunta lo siguiente: “se suspenden términos y se interrumpen los plazos para la tramitación de los procedimientos de las entidades del sector público. El cómputo de los plazos se reanudará en el momento en que pierda vigencia el presente real decreto o, en su caso, las prórrogas del mismo”.

En definitiva: en caso de que tuviésemos cita para pasarla o que nos caduque en este periodo no sufriremos ninguna sanción. Es decir, podremos circular con ella caducada siempre y cuando sea por los motivos estipulados por el gobierno.

Mantenimiento básico

Para mantener el coche en perfecto estado durante el confinamiento, lo más recomendable es tener una serie de precauciones. Entre otras, revisar los líquidos -aceite, anticogelante, limpiaparabrisas…- regularmente para evitar fugas, que se evaporen… Esto incluye la gasolina: lo más recomendable es mantener lleno el depósito para evitar que se deteriore, sobre todo si nuestro coche es antiguo.

Comprobar los filtros y aumentar la presión de los neumáticos –las ruedas se desinflan más rápido con el coche parado y podría ser peligroso al volver a cogerlo. Lo ideal hubiera sido haber podido sobreinflar los cuatro neumáticos antes de aparcar el vehículo definitivamente y dejarlo estacionado durante varias semanas. Algo que sí se puede llevar a cabo, especialmente en los coches que se aparcan en un garaje, es desplazarlo unos centímetros cada 2-3 semanas para que el peso no recaiga continuamente sobre el mismo punto de los neumáticos, evitando así que se deformen. 

Además, si se puede, es importante desconectar la batería –podría agotarse por completo– y arrancarlo de vez en cuando –deberíamos hacerlo de forma progresiva–y darnos una pequeña vuelta por el garaje, si se puede, son otras recomendaciones.

Tampoco podemos perder de vista los elementos electrónicos del vehículo como los elevalunas, los que sirven para regular los asientos y los retrovisores, y demás. Lo idóneo es activarlos de vez en cuando, inclusive el aire acondicionado. De esta manera evitaremos que se acumule la suciedad en las toberas.

Asimismo, es recomendable limpiarlo en el interior para evitar humedades y malos olores. Además, los expertos también recomiendan, siempre que sea posible, no poner el freno de mano para que las pastillas de freno no se peguen.

Limitaciones de circulación

Es importante, si no queremos ser multados, tener en cuenta las limitaciones de circulación impuestas por el estado de alarma en todo el país. Únicamente permiten acceder a las vías públicas para comprar alimentos o productos farmacéuticos, ir a centros sanitarios o al trabajo, acudir a una entidad financiera, pasear al perro e ir a comprar la prensa. También es posible salir para asistir a personas con discapacidad, dependientes o que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

Etiquetas
Comentarios