Despliega el menú
Motor

motor

Mazda 3, un gasolina que gasta como un diésel

El modelo japonés ofrece motores gasolina semihíbridos que se mueven bien y son silenciosos, pero gastan como si fueran diésel gracias a su apoyo eléctrico 

Mazda 3
Mazda 3
Mazda

Tiene en el tacto de conducción, suave y agradable, una de sus principales virtudes. El Mazda 3 se deja llevar con placer e invita, en cierto modo, a realizar un viaje sin estrés, sereno y confortable. Nada requiere esfuerzo al volante del modelo japonés, un vehículo compacto, silencioso, cómodo y fácil de llevar.

No es, sin embargo, su único ni principal argumento. El modelo japonés destaca por su motor conocido como Skyactiv. A la venta desde 2019, se presenta con dos carrocerías –Sedán, de cuatro puertas, y de cinco– y tres motores.

Mazda 3, sedán o cuatro puertas
Mazda 3, sedán o cuatro puertas
Mazda

Un 116 CV diésel y dos versiones gasolina, 122 CV Skyactiv-G, y 179 CV Skyactiv-X. Las variantes de gasolina incorporan un sistema semihíbrido que les permite disponer de la etiqueta ambiental Eco de la DGT. Son tecnologías que ofrecen las ventajas propias de este combustible, en cuanto a capacidad dinámica y menor rumorosidad, pero que gastan como un diésel gracias al apoyo eléctrico que mejora consumos y prestaciones.

Desde rincipios de año, la gama del Mazda 3 cuenta con un nuevo propulsor, un 2.0 Skyactiv-G de gasolina, con 150 CV de potencia, que, al igual que el resto de versiones, incorpora también ayuda eléctrica.

En particular, el de 122 CV probado en HERALDO funciona con suavidad. El propulsor es silencioso y entrega la potencia de forma muy progresiva.

Su consumo en la prueba rondó los 7 litros a los 100 km de gasto medio, teniendo en cuenta que se trata de una versión con tracción a las cuatro ruedas.

La nueva generación de tecnología de tracción total i-Activ de Mazda ofrece un gran agarre, agilidad y aumenta la confianza del conductor en carretera.

Mazda3
Mazda3
Mazda

El Mazda 3 se presenta con una carrocería de cinco puertas (4,46 metros de longitud) y otra sedán, algo más larga (4,58 metros), y algo más de maletero también, 419 litros de capacidad frente a los 351 litros.

El Mazda 3 de cinco puertas y 180 CV, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos, ofrece un consumo medio de 6 litros.

Por encima de las marcas generalistas, pero con precios más asequibles que los de los fabricantes premium, Mazda posee en la actualidad una generación de modelos con un diseño diferente, propio. Es el caso del Mazda 3, donde el cinco puertas ofrece un aspecto más deportivo y el sedán, de cuatro puertas, una carrocería más elegante y sofisticada.

Dentro del vehículo, el compacto japonés ofrece unos buenos acabados y materiales de calidad.

Desde 23.400 euros

La cuarta generación del modelo japonés, que llegó al mercado en 2019, cuenta con argumentos suficientes para competir con vehículos prémium, como los Audi A3, BMW Serie 3 o Mercedes Clase A, pero a precios más asequibles, en algunos casos, con diferencias de hasta 8.000 euros. Y es que la gama del nuevo Mazda 3 tiene un precio de partida de 23.400 euros, que puede ser reducido hasta los 20.415 euros, si se incluyen descuentos y promociones de la marca.

Hay tres niveles de equipamiento: Origin, Evolution y Zenith. Desde el más sencillo, el Mazda 3 está equipado con un sistema de proyección de información sobre el parabrisas, sistema multimedia con navegador compatible con las aplicaciones Android Auto y Apple CarPlay y faros de luces led.

La cámara trasera y el acceso sin llave requieren elegir el nivel Evolution, mientras que el sistema de alumbrado adaptativo o el equipo de sonido Bose son exclusivos del Zenith, nivel que incluye elementos decorativos específicos.

Etiquetas
Comentarios