Despliega el menú
Motor

El nuevo GLC, un coche pensado para satisfacer a los más inconformistas

Consumo más eficiente, sistemas multimedia más avanzados, más seguridad en la conducción y un diseño más atractivo convierten el rediseño del SUV mediado de Mercedes en todo un acierto.

Volante multifunción de tres radios en cuero negro, con botones Touch Control para manejar el cuadro de instrumentos.
Volante multifunción de tres radios en cuero negro, con botones Touch Control para manejar el cuadro de instrumentos.
Mercedes

Los cambios experimentados por el Mercedes GLC tras su rediseño no han dejado indiferente a nadie. Por un lado, su estética, que ahora es más parecida a la de un todoterreno: robusto, como si fuera un vehículo musculoso pero versátil, preparado para enfrentarse con agilidad a las pruebas que le ponga el camino y, a la vez, ofreciendo una buena respuesta en vías rápidas asfaltadas; Por otro, cabe destacar todas las mejoras que ha sufrido tanto el motor como los sistemas de tecnología asociados al vehículo de los que podrán disfrutar los conductores.

Todos estos cambios, le han convertido en un vehículo multifuncional, bien acabado para lo que ofrece: una solución para las personas que deben combinar su vida en la ciudad con sus escapadas fuera del asfalto.

Al contrario de lo que ocurre otras veces, el rediseño de este modelo ha sido importante, calando tanto en su interior como su exterior, y no quedándose en soluciones estéticas, por eso, se ha convertido en un referente en su segmento y se trata, sin duda, de una buena opción para las personas que buscan comprar un SUV mediano de alta gama con gran versatilidad.

Su precio de partida, unos 50.700 euros, no supone un freno importante ya que incluye de serie grandes soluciones tecnológicas que garantizan la seguridad de los viajeros. Como es el sistema multimedia MBUX con funciones ampliadas que permite al conductor crear un vínculo con su coche de forma que, cuanto más tiempo pasan juntos, más se va personalizando y conociendo el vehículo a su conductor. No hay más que decir ‘Hey, Mercedes’ para que el MBUX se ponga en marcha y atienda las peticiones del propietario. También permite tener diferentes perfiles para diferentes conductores y funciones predictivas que, en cada caso, se irán configurando y afinando según el conductor.

También es importante destacar que en este rediseño se tuvo en cuenta algo tan importante para la mayoría de los compradores como el consumo. Los nuevos motores de gasolina incorporan EQ Boost, que proporciona un impulso adicional temporal, eléctrico, de 10 kW/14 CV con batería de 48 V. Esta mejora hace que aparte de reducir consumo y emisiones de CO2, el coche obtenga la etiqueta ambiental G.T.T. ECO.

Etiquetas
Comentarios