Despliega el menú
Motor

motor

"El diésel es, hoy por hoy, la mejor decisión para los consumidores"

José Miguel Aparicio, director general de Audi España, afirma en Zaragoza que el coche ha de dejar espacio a las personas en el centro de las ciudades, pero sin limitar sus movimientos.

José Miguel Aparicio
José Miguel Aparicio, en Zaragoza.
Francisco Jiménez

El director general de Audi España, José Miguel Aparicio, abrió en Zaragoza la convención anual de ADEA (Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón) con la conferencia ‘Las ciudades y las personas en el centro de todo’.

¿Cómo encaja el coche en la urbe del siglo XXI?

El reto para los fabricantes de coches es conseguir una reducción significativa del impacto medioambiental que supone el vehículo, pero sin restringir la movilidad individual. El coche proporciona libertad y es absolutamente necesario. No está en cuestión.

Las grandes capitales europeas están sacando los vehículos del centro urbano.

Debemos entre todos devolver el espacio del centro de las ciudades a las personas, con menor protagonismo del vehículo. La cuestión es cómo hacerlo sin restringir las opciones de movilidad de los ciudadanos. Prohibir sin más limita posibilidades y derechos.

Es una tarea compleja. ¿Cómo se puede conseguir?

Con el uso de tecnología, a través del coche compartido, conectado y con un automóvil más respetuoso con el medio ambiente. Hay avances en esta tendencia. Los modelos actuales que llevan la calificación Euro 6, tanto diésel como gasolina, emiten hoy un 99% menos de partículas contaminantes que hace 10 años.

¿Qué papel juega el coche eléctrico?

Es una realidad, que hace posible hoy un mundo que conjuga la movilidad y la sostenibilidad.

¿Qué aporta en concreto el grupo Volkswagen, al que pertenece Audi, a la movilidad sostenible?

Entre otras cosas, estamos trabajando en el proyecto ‘Ride Pooling’, un sistema de vehículos no contaminantes de tamaño muy inferior al bus, que usa trayectos compartidos y personalizados y que en el futuro serán autónomos a la hora de la conducción. Este es un plan de movilidad de la ciudad alemana de Hamburgo, con el que vamos a sacar un millón de coches del centro de las ciudades.

¿En qué momento de desarrollo está el coche eléctrico?

El automóvil vive en una encrucijada entre dos épocas, la del eléctrico y la del de combustión. En cuatro o cinco años habrá una convivencia muy fuerte entre ambos, pero actualmente estamos en el arranque de su crecimiento. El año 2020 va a ser crítico. La normativa medioambiental europea va a obligar a poner muchos eléctricos en la calle. Con la nueva ley, la flota de cada fabricante –si no quiere ser multado– ha de generar como máximo unas emisiones de 95 g de CO2 por km recorrido. Significa que –para evitar las sanciones– el número de vehículos electrificados se tendrá que incrementar.

Pero hoy faltan puntos de recarga eléctrica en carretera.

Las compañías ya están preparadas para el suministro, pero en España vamos por detrás respecto a otros países europeos en infraestructura de recarga.

¿El coche de baterías es hoy adecuado para todos los públicos?

Todavía no, pero lo será. Veremos un incremento sustancial de la oferta. Cada vez estará más cerca. Seat, marca hermana dentro del grupo VW, va a lanzar al mercado en 2020 un modelo realmente accesible.

¿Y qué hace falta para que pegue el tirón?

Junto a la mejora de las infraestructuras de recarga, es imperativo que haya incentivos para el consumidor. Países como Noruega, donde ya casi uno de cada dos vehículos es eléctrico, la clave ha sido la aplicación de ventajas como la exención de IVA, las deducciones fiscales a las empresas que ponen eléctricos a sus empleados, ventajas en los aparcamientos públicos... Aquí no tenemos aún un marco regulatorio suficientemente atractivo para que el usuario dé el salto.

Un eléctrico cuesta casi el doble que uno de gasolina.

La tecnología está disponible, pero tiene un sobreprecio que aún no estamos dispuestos a pagar.

Se habla mucho del eléctrico, pero algunas marcas ya tienen preparado el coche de hidrógeno o de pila de combustible. ¿Cuál de los dos será el futuro?

Ahora toca eléctrico. El de hidrógeno será después. Audi ve la próxima década como la del eléctrico. La pila de combustible presenta aún problemas de distribución.

Con tantos modelos energéticos en el mercado, ¿qué futuro le espera al diésel?

Los eléctricos suponen actualmente el 0,8% de las matriculaciones en España. Si sumamos las versiones electrificadas –híbridos, enchufables...–, alcanzan el 1,3%, así que en 2020 más del 90% de los coches no serán eléctricos. El diésel es, hoy por hoy, la mejor decisión para los consumidores. Ha sido injustamente tratado y, sin embargo, es equiparable en emisiones a la gasolina, pero con la ventaja de que emite menos CO2.

¿Zaragoza tiene tamaño para implantar un servicio de ‘car sharing’ o coche compartido?

Claramente, sí. En Madrid, funcionan cinco, con unas 2.500 unidades y una base de entre 500.000 y 600.000 usuarios.

¿De qué depende su llegada?

En ciudades como Madrid cuentan con aparcamiento gratuito para los vehículos eléctricos, sin limitaciones tanto para el usuario como para el gestor. De momento, eso sí, son experiencias deficitarias

¿Qué peso tiene Audi en Aragón?

Aproximadamente, un 2,5% de las ventas en España. Pero, sobre todo, es importante para Audi porque cuenta con un gran concesionario que es referente a nivel europeo en un programa de experiencia de cliente.

Eléctrico, autónomo, compartido...

Y conectado... Vivimos una revolución histórica del automóvil.

Etiquetas
Comentarios