Despliega el menú
Motor

on the road

Más de la mitad de los conductores españoles no sabe reaccionar ante imprevistos al volante

El 60 por ciento de los conductores no sabe reaccionar ante situaciones imprevistas y desconocen cómo y dónde deben parar ante una emergencia, cuándo les pueden acusar de omisión de socorro ante un accidente, cuándo hay que poner luces de cruce o niebla, cambiar una rueda o la presión de los neumáticos.

En accidentes leves obtienen la mejor nota los jóvenes conductores de Huesca y Teruel.
El 60% de los conductores desconocen cómo reaccionar ante un imprevisto en la carretera.

Son algunas conclusiones de un estudio de la Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Seguridad Vial (Formaster), que añade que el 90% de los conductores nunca ha leído el manual de su coche y por ello dudan sobre cuestiones de seguridad de su propio vehículo.

Según Formaster, el 60% de los conductores no sabe actuar correctamente ante estos imprevistos e incluso respecto a algunos este porcentaje se incrementa, y las razones que aluden los conductores es que nunca se han visto involucrados en ellos y no se han planteado cuál sería la forma correcta de actuación.

El estudio refleja que, ante una emergencia, los conductores conocen que deben ponerse los triángulos de peligro pero no saben hacerlo.

Formaster explica que deben estar situados delante y detrás del vehículo en el mismo lado donde está parado si es una vía de doble sentido y en vías de un solo sentido sólo se debe poner un triángulo detrás del automóvil. En ambos casos debe ser a 60 pasos, equivalente a 50 metros, debiendo de ser visibles a una distancia de 100 metros.

También, se recuerda que quien los ponga debe salir del vehículo con el chaleco puesto y, si más personas deben salir del coche por avería o accidente, deben de ponerse fuera de la calzada o del arcén en una zona segura.

Formaster advierte de que un alto porcentaje de los atropellos en carretera se producen por salir incorrectamente del vehículo sin mirar bien por los espejos retrovisores debido a una avería, accidente para socorrer a una persona accidentada o por estar en la calzada.

Por otra parte, señala que los conductores carecen de toda la información necesaria sobre cuáles son sus obligaciones para que no les acusen de omisión de socorro ante un accidente.

Explica que si se presencia un accidente es obligatorio auxiliar a las víctimas siempre y cuando no estén ya debidamente atendidas y que hay que cumplir la regla PAS (Proteger, Alertar, Socorrer), es decir, colocar el vehículo en un lugar que no produzca más peligro, principalmente fuera de la calzada o del arcén, señalizar el accidente y alertar a las autoridades. Formaster subraya que la negación de auxilio está penada hasta con doce meses de prisión.

Por otra parte, señala que el 70% de los conductores no miran las presión habitualmente en su coche, no saben cambiar la rueda o desconocen si llevan una de repuesto o kit de reparación, y el 85% van sin cadenas o fundas para la nieve durante sus traslados en invierno.

Etiquetas
Comentarios