Despliega el menú
Motor

motor

En Aragón se venden más coches de más de 10 años que nuevos

Según Tráfico, los vehículos en los que viajaban las víctimas mortales en 2018 tenían una antigüedad media de 13 años.

El tráfico fue fluido en Monrepós durante toda la tarde y no hubo incidencias destacables.
Foto de archivo de un tramo de autovía con abundante tráfico.
Verónica Lacasa

El 63,9% de los vehículos usados que se transfieren en Aragón tienen más de 10 años. En concreto, a lo largo de 2019 se han vendido 24.038 unidades de más de una década, una cifra superior a las de vehículos de nueva matriculación, que durante este año han alcanzado las 18.041 unidades, según datos de la patronal de los concesionarios, Faconauto. En el acumulado del año, las ventas totales de vehículos de ocasión en la Comunidad experimentan una caída del 3,3% respecto a 2018 con 37.628 transferencias realizadas en este año.

El envejecimiento de los coches no solo en Aragón, sino en toda España, preocupa a la DGT, que recuerda que los vehículos en los que viajaban las víctimas mortales en 2018 tenían una antigüedad media de 13 años en el caso de los turismos. De hecho, según el último estudio de Tráfico, el riesgo de fallecer o resultar herido grave se multiplica por dos al comparar accidentes ocurridos con vehículos de 10 a 15 años de antigüedad en relación a vehículos de menos de 5 años.

Por esta razón, la DGT ha puesto en marcha una campaña de control de las condiciones de los vehículos y vigilará durante esta semana si han pasado la ITV y si circulan con los neumáticos, las luces o los parabrisas en buen estado.

Según la DGT, uno de cada seis vehículos no pasaron la ITV durante 2018, lo que representa un 16,13 % del total. Los motivos fundamentales fueron que no reunían las condiciones mínimas de seguridad o emitían emisiones contaminantes y nocivas superiores a lo permitido por ley.

Un parque móvil viejo

A nivel nacional, las ventas de vehículos de más de diez años suponen un 60% del total del mercado del vehículo de ocasión. En el acumulado del año, las transferencias caen un 0,3% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, hasta alcanzar 1.489.909 unidades. Con este dato, la previsión para el cierre de año sube a más de 2,1 millones de ventas, lo que supondría un final muy similar al de 2018.

El combustible más demandado por los compradores de vehículos usados volvió a ser el diésel, con 60,8% del total, pero han bajado sus transferencias en un 4,2% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. La gasolina, por su parte, acapara el 37,1% y aumenta un 1,3% en relación a septiembre de 2018. Destaca el aumento de las ventas de vehículos eléctricos en un 88,2% con 303 unidades transferidas en septiembre.

“Las ventas de vehículos usados en nuestro país suelen estar a salvo de vaivenes, de ahí la estabilidad que muestran, sin grandes subidas ni bajadas, en los últimos años. Quizá lo que necesita es, justamente, un cambio, más dinamismo, ya que el peso que tiene en las ventas los coches de más de diez años, que suponen el 58% del total, nos sigue diciendo que el mercado de vehículo de ocasión no goza de buena salud. Tendríamos que ir a un mercado cada vez más joven y con los modelos más viejos perdiendo protagonismo, como ocurre en otros países de nuestro entorno.” afirma el director de comunicación de Faconauto, Raúl Morales.

Etiquetas
Comentarios