Despliega el menú
Motor

Ferrari se alía con Hamilton

Las ilusiones del alemán Sebastian Vettel y del monegasco Charles Leclerc, pletóricos en los entrenamientos libres en Hockenheim, se difuminaron en la ronda clasificatoria.

Lewis Hamilton
Lewis Hamilton en el podio
VINCENT KESSLER

La dramática realidad vivida por Ferrari en la sesión de calificación para el Gran Premio de Alemania de Fórmula Uno aupó al británico Lewis Hamilton hasta una 'pole' especial para Mercedes puesto que, además de celebrar su 125 aniversario, reforzó su autoestima en el momento más crítico de su rival.

Las ilusiones del alemán Sebastian Vettel y del monegasco Charles Leclerc, pletóricos en los entrenamientos libres en Hockenheim, se difuminaron en la ronda clasificatoria. La escudería italiana, sin victorias este curso, se topó con una doble desgracia.

A 'Seb' le dejó fuera de combate en la Q1 un problema en el conducto de suministro de aire del turbo. Saldrá el último en busca de una remontada épica a escasos 40 kilómetros de su Heppenheim natal. Charles Leclerc sí pudo progresar hasta la Q3, pero un fallo relacionado con la bomba de gasolina dejó expuesta la debilidad de Ferrari.

A la undécima cita del Mundial llega extremadamente necesitado de triunfos. Mercedes, en cambio, suma 9 de 10.

Aunque este sábado el ambiente en su 'box' fue festivo, con todos los miembros del equipo vestidos de época para complementar el diseño clásico de sus monoplazas, la ambición no les permite relajarse. Las flechas plateadas sufrieron el calor de Hockenheim en los entrenamientos libres, pero en la sesión de calificación, como es habitual, ofrecieron algo más.

Hamilton firmó el mejor crono del fin de semana (1:11.767), se asentó en la 'pole' y se mostró ambicioso ante el pronóstico del domingo.

La previsible caída de las temperaturas y la llegada de la lluvia dibujan un panorama soñado para el piloto inglés. Quiere brindar a los suyos la victoria en un fin de semana especial para Mercedes. La fábrica alemana celebra su 125 aniversario y su Gran Premio número 200. Su compañero, el finlandés Valtteri Bottas, aspira igualmente a saborear el champán.

Arrancará justo por detrás de Hamilton, puesto que el holandés Max Verstappen (Red Bull) le arrebató la segunda plaza. Como en Austria, donde se produjo la única concesión de Mercedes en la actual temporada, él puede ser quien agüe la fiesta al mejor constructor y al mejor piloto del campeonato.

Por detrás de ese trío de cabeza, la lucha entre escuderías es asimismo apasionante. El finlandés Kimi Raikkonen, el francés Romain Grosjean, el español Carlos Sainz, el mexicano Sergio Pérez y el alemán Nico Hulkenberg buscan, respectivamente, un buen resultado para Alfa Romeo, Haas, McLaren, Racing Point y Renault.

La convivencia está mucho más viva más allá de los tres gigantes -Mercedes, Ferrari y Red Bull-. En ese 'otro' Mundial manda el madrileño Carlos Sainz. Algo escéptico ante la reacción de sus rivales, el piloto de McLaren protagonizó una buena sesión de clasificación.

"El viernes sufrimos como equipo, ante los pasos adelante que dieron nuestros rivales directos. Pero este sábado mejoramos. Hemos aprendido del fin de semana pasado en Silverstone, de los errores cometidos y en Hockenheim hemos hecho una 'qualy' por encima de las expectativas", dijo tras verse séptimo, por delante de Sergio Pérez.

Quedará por ver si en carrera resiste el empuje de sus adversarios y cuál es finalmente el botín de puntos, si es que consigue alguno en la cita que marca el ecuador del Mundial.

Etiquetas
Comentarios