Despliega el menú
Motor
Suscríbete

Cinco pautas sencillas para limpiar tu coche

No es imprescindible que utilices productos caros para tener un vehículo reluciente, pues existen trucos caseros que pueden dejarlo impoluto.

Los artículos caseros pueden ser un buen aliado para dejar tu coche resplandeciente.
Los artículos caseros pueden ser un buen aliado para dejar tu coche resplandeciente.

La limpieza del vehículo es una labor que las personas aparcan habitualmente en su lista de tareas cotidianas. Aquellas que la llevan a cabo, despachan el asunto en numerosas ocasiones con unas simples pasadas de un trapo y colocando un vistoso ambientador junto al sistema de ventilación. No obstante, este tipo de prácticas no son suficientes para lograr aspectos importantes como que el coche siempre huela bien.

Aunque a menudo se piense mayoritariamente que se necesitan, los productos caros y específicos no son imprescindibles para mantener el coche impoluto. De hecho, se pueden emplear artículos caseros que pueden comprarse en el supermercado más cercano. Bajo estas líneas puedes encontrar cinco pautas sencillas para que tu vehículo luzca radiante.

Espuma limpiahornos: basta aplicar una buena dosis de espuma limpiahornos en las llantas y esperar un rato, tal y como harías para limpiar el horno, para que queden relucientes. Esta sustancia es capaz de quitar todo tipo de grasa, así como las manchas que deja el polvillo de las pastillas de freno. Lavavajillas: cualquier lavavajillas líquido es bueno para dejar la carrocería brillante, incluso si lo prefieres con olor a limón. Si además se usa con un compresor (tipo hidrolimpiadora) y con una boquilla de aplicación de espuma, el resultado será sorprendente. Simplemente cubre bien de espuma todo el coche y déjalo actuar; después aclara con agua y listo. Pasta de dientes: los dentífricos suelen servir también para quitar manchas muy difíciles en los plásticos del coche o incluso en el cuero del volante o la tapicería. No obstante, prueba primero en una zona pequeña por si acaso no le va bien del todo a la tintura del cuero. Champú: uno de los elementos más útiles para dejar lustroso el vehículo es el champú. El ideal para este fin es el infantil, pues es más suave. Lo idóneo es no utilizar mucha cantidad del producto, ya que, en exceso, podría dañar la pintura. La mezcla perfecta es una cucharada por cada 3,5 o 4 litros de agua. Vinagre: además de saber utilizarlo en la cocina, es importante contar con el vinagre como un excelente aliado para adecentar las llantas del automóvil, lo que se debe a que el ácido despega muy bien la grasa. Otras de sus propiedades tiene que ver con su efecto limpiacristales, lo que se logra si se rebaja al 10% con agua y con ayuda de papel de periódico.Ir al suplemento ‘On the road’

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión