Motor

modelo de la semana

BMW 3, apuesta clásica, dinámica y muy tecnológica

En plena era SUV, berlinas como el Serie 3 reclaman su espacio cargadas de argumentos. Más ligera, espaciosa, eficiente y atractiva que nunca, la nueva generación apunta más alto aún en dinamismo y tecnología. 

El nuevo Serie 3 es más amplio, dinámico y ligero. Sus líneas se han estilizado respecto a la anterior generación.
El nuevo Serie 3 es más amplio, dinámico y ligero. Sus líneas se han estilizado respecto a la anterior generación.
BMW

BMW reinterpreta su Serie 3. En una época en la que el segmento SUV parece devorar todo formato ajeno a sus cánones, modelos como la berlina bávara, con seis generaciones a sus espaldas, han de explotar sus virtudes al máximo para no ser fagocitadas, incluso por sus propios hermanos de la serie ‘X’. Dejando modas a un lado, lo cierto es que este tipo de carrocerías sigue teniendo razones de sobra para convencer a un nutrido grupo de compradores. No solo por estética, sino sobre todo cuando se valoran argumentos más lógicos como la eficiencia, la funcionalidad, o especialmente, el comportamiento en carretera.

Partiendo de esta premisa, el fabricante alemán ha estilizado su silueta, incrementando a la vez el nivel de agresividad visual. Como ya es costumbre, el tamaño de los riñones de su calandra aumenta, pero no es lo único. El nuevo Serie 3 es 85 mm más largo y 16 mm más ancho que su predecesor, lo que se traduce en una distancia entre ejes 41 mm mayor y un ancho de vías superior. Crece en espacio interior, pero sobre todo en aplomo y agilidad. Y es que, si las anteriores generaciones ya destacaban por sus buenas maneras sobre el asfalto, la séptima resulta aún más brillante.

A pesar del aumento en dimensiones, es 55 kilogramos más ligera y un 50% más rígida. A nivel mecánico, el nuevo serie 3 se ofrece con dos mecánicas de gasolina, de 184 y 258 CV, y tres diésel de 150, 190 y 265 CV, pudiendo incorporar la de 190 CV la tracción total xDrive. En verano se añadirán una versión adicional de gasolina –340i xDrive– de 374 CV, y una de tipo híbrido enchufable de 252 CV.

Por dentro

En el interior, la evolución respecto a la sexta generación es palpable. Abundan las pantallas digitales, desaparece el freno de mano tradicional, y todo tiene un aspecto de mayor calidad. Además, crece notablemente en tamaño el sistema de proyección sobre el parabrisas, y se añade lo último en inteligencia artificial y ayudas a la conducción. Destacan su asistente virtual, que ya no solo opera sobre los sistemas del vehículo por medio de órdenes vocales, sino que además explica su funcionamiento, y el asistente de marcha atrás activa, que nos sacará de más de un apuro al llegar a una zona estrecha sin salida, calcando él solo el recorrido de entrada a la inversa.

Una nueva generación, en definitiva, que hace virtud del dinamismo, la tecnología y la lógica, con unos precios que oscilan entre 38.600 y 47.250 euros.

Etiquetas
Comentarios