Motor

modelo de la semana

Kia Ceed Tourer, un familiar lleno de razones lógicas

Diseñado, desarrollado y fabricado en Europa, el nuevo Kia Ceed Tourer es una buena alternativa para aquellos que necesiten espacio a raudales, y quieran desmarcarse de la moda SUV. 

El familiar de Kia ha ganado en espacio, gracias a un mayor voladizo trasero, en estética, y sobre todo en tacto de conducción.
El familiar de Kia ha ganado en espacio, gracias a un mayor voladizo trasero, en estética, y sobre todo en tacto de conducción.
Kia

Tras un año récord para KIA, en el que se ha alzado al tercer puesto en ventas a particulares, el fabricante coreano sigue pisando firme el acelerador. Si hace solo un par de meses lanzaba al mercado el Proceed, ahora le llega el turno a la versión familiar del Ceed. Pueden parecer modelos similares en concepto, pero no lo son en realidad.

El Proceed está destinado a aquellos que buscan amplitud con un plus de distinción y deportividad, mientras que el Ceed Tourer representa el formato familiar tradicional, en el que prima el espacio y la practicidad, y sobre el que recaerá a buen seguro un mayor volumen de ventas. No en vano, para Kia representa la alternativa lógica de aquellos que buscan un monovolumen, y ya no pueden optar a modelos como el Carnival.

El nuevo Tourer supone la tercera generación familiar del Ceed. Respecto a la anterior, ha crecido en dimensiones, alcanzando los 4.6 metros de longitud. Ha aumentado de manera importante el voladizo posterior, lo que repercute directamente en un maletero inagotable, que ahora puede incorporar además la apertura eléctrica inteligente. Estéticamente sigue las últimas tendencias de la marca. Una parrilla de mayores dimensiones, trazos horizontales dinámicos, y nuevas ópticas más atractivas como seña de identidad. En su interior, destaca por la buena ergonomía de todos sus elementos, así como por una mayor calidad de materiales y ajustes.

Gama de motores

La nueva versión familiar dispondrá de 4 motorizaciones, dos gasolina de 120 y 140 CV, y dos diésel de 115 y 136 CV, todas ellas asociadas a un cambio manual de 6 marchas. Las más potentes podrán incorporar además un cambio automático de doble embrague de 7 relaciones.

Al volante, presenta un acertado equilibrio entre confort y dinamismo. Las suspensiones filtran bien las irregularidades, pero son lo suficientemente firmes como para atacar una carretera de montaña con garantías, y con un comportamiento dinámico notable.

Destaca además la larga lista de ayudas a la conducción que puede incluir. Entre los asistentes más importantes destacan los de frenada de emergencia, luces largas, control del ángulo muerto y tráfico trasero, ayuda al aparcamiento, o los controles de crucero y seguimiento en circulación densa. La gama se articula en torno a 4 niveles de acabado, con unos precios que oscilan entre 20.900 y 31.100 euros, sin considerar descuentos, o entre 14.900 y 25.812 euros con todas las promociones disponibles, incluyendo, como en el resto de la gama, 7 años de garantía.

Etiquetas
Comentarios