Despliega el menú
Motor

Cinco trucos para vender tu coche de segunda mano

Una correcta tasación o unas buenas fotografías pueden ser las claves para que compren antes tu vehículo

Cada detalle cuenta en la venta del vehículo, desde la limpieza en profundidad hasta la posición de los asientos.
Cada detalle cuenta en la venta del vehículo, desde la limpieza en profundidad hasta la posición de los asientos.
Freepik

Por fin lo has decidido, vas a vender tu coche. Ya sea porque quieres cambiar de modelo,  casi no lo usas o necesitas uno más grande, el momento de la venta de este vehículo que te ha acompañado en tantos viajes es siempre es complicado, por el valor sentimental que tiene y, sobre todo, por los trámites que esta venta conlleva. Por ello, toma nota de estos trucos para conseguir hacerlo en el menor tiempo posible.

Tener todos los papeles en regla

Conseguir la confianza del cliente es esencial a la hora de vender tu coche. Por lo que debes tener todo en regla, los papeles, la ITV,  los arreglos y las revisiones del vehículo en su vida útil. Además, si quieres acelerar el proceso, también es conveniente adjuntar un historial del vehículo, especificando el número de dueños que ha tenido, si se ha aparcado en garaje o en la calle, si su uso ha sido laboral o familiar y si ha pasado todos los servicios mecánicos.

Analizar la situación del mercado

Antes de poner el vehículo a la venta es necesario que conozcas la situación del mercado, para adecuar su precio al mismo. Para ello, es esencial tasar el vehículo, mediante las diversas opciones que hay en el mercado. Puedes hacerlo con una tasación profesional, rápida y fácil pero que te costará dinero, o por el servicio de la compañía aseguradora. Otra opción, es recurrir a algún amigo que haya vendido un vehículo similar, para que te ayude con el precio o hacerlo mediante las múltiples webs que prestan este servicio, estas tienen en cuenta muchas variables y ofrecen un precio racionable.

Cómo dar con el comprador perfecto

Además de los métodos tradicionales como el boca a boca entre amigos y conocidos o el anuncio pegado al coche, existen multitud de posibilidades que se nutren de las nueva tecnologías. Puedes colgarlo en la red, una opción gratuita y con la que llegarás a mucho público. Además, esta publicidad 'online' tiene mucha versatilidad, ya que permite editar el anuncio una vez colgado e introducir fotografías y vídeos, algo que le dará mucha más calidad.

Por otro lado, la prensa es un buen soporte para colocar un anuncio. Aunque su coste pueda ser elevado, su alcance es muy grande, ya que el público que lee estos anuncios está interesado en comprar el vehículo por lo que las opciones de éxito son mayores.

Por último, otra opción, es vender el coche a un concesionario. Esta alternativa es cómoda, fácil y rápida, pero suele ser menos rentable, ya que el precio de compra será menor.

Preparar el anuncio

Hay puntos que deben aparecer si o si en tu anuncio como el precio, la antigüedad y el kilometraje del vehículo. Además, hay otros factores que darán valor añadido como la marca, el modelo, los controles, el número de propietarios, el tipo de motor, la tapicería y todos los accesorios. Cuanta más información se ofrezca mejor, ya que así se disiparán todas las posibles dudas del cliente y le dará mayor seguridad.

El momento clave, las fotografías

Sin duda, las imágenes son el aspecto clave del reclamo. Ya que serán un punto que el posible comprador mirará con lupa. Aunque tu vehículo esté en muy buen estado, unas fotografías mal hechas pueden arruinar la venta. Por eso, debes tener todo preparado: limpia el coche en profundidad, ordena el interior y cuida todos los detalles para resaltar la calidad del vehículo (haz las imágenes del GPS o el equipo de música con el coche encendido, alinea los asientos o coloca el volante recto). Estos gestos aunque parezca que no sean relevantes cambian por completo la instantánea, dando un aspecto mucho más cuidado y atractivo.

Ir al suplemento On the road

Etiquetas
Comentarios