Despliega el menú
Motor
Suscríbete

Consejos útiles para combatir el calor al volante

Las elevadas temperaturas pueden ser muy peligrosas cuando se está conduciendo. Si vas a llevar a cabo algún viaje este verano, es importante que tengas en cuenta una serie de recomendaciones.

Aspectos como hidratarse y usar el aire acondicionado son fundamentales para viajar con mayor comodidad durante el verano.
Aspectos como hidratarse y usar el aire acondicionado son fundamentales para viajar con mayor comodidad durante el verano.

Mantener el vehículo impoluto, descargarse aplicaciones muy útiles para los trayectos estivales, preocuparse por el correcto uso de las luces y otros aspectos técnicos... Son muchos los factores a los que se atiende a la hora de preparar un desplazamiento, tantos que, en ocasiones, se dejan de lado los que aparentemente son más sencillos.

Y es que, las elevadas temperaturas pueden llegar a ser muy peligrosas al volante, así que, si tienes pensado llevar a cabo algún viaje con amigos o familiares a lo largo del verano, además de poner el coche a punto, es importante que tengas en cuenta una serie de recomendaciones fundamentales para que tus condiciones físicas no se vean mermadas mientras estás conduciendo.

Aquí se explican algunos consejos útiles para que el sol no impida que te encuentres cómodo durante tus recorridos.

Aire acondicionado: aunque se hace indispensable en esta época, es necesario saber utilizarlo correctamente para sacarle todo el partido. En primer lugar, se recomienda sacar el aire caliente de los conductos de refrigeración del vehículo usando el ventilador del coche durante un minuto, lo que permite un mejor funcionamiento del aire acondicionado, a la vez que alarga la vida útil del mismo. También hay que tener en cuenta que este puede elevar hasta en más de un tercio el consumo de combustible. En cuanto a la temperatura, se debe conectar el aire a un máximo de 10 grados por debajo de la ambiental en el exterior. Agua: la hidratación también es muy importante a este respecto. Es preciso reponer el agua que se pierde a través del sudor y anticiparse a tener sed. Además, existen trucos para encontrarse más cómodo al volante, como situar un trapo húmedo en la rendija del respiradero central, sobre el salpicadero, para que el aire que salga sea más fresco. Asimismo, conducir con la cabeza mojada suele ayudar a que la temperatura del cuerpo sea menor, de forma que se sufra menos por las altas temperaturas en la carretera. Paradas: en la medida de lo posible, se debe intentar estar el menor tiempo posible dentro de un vehículo parado que esté expuesto directamente al sol, pues puede llegar a alcanzar los 55 grados si la temperatura exterior es de 35. Una exposición continua a índices por encima de los 40 grados puede influir enormemente en las condiciones físicas del conductor, llegando a causarle síntomas como mareos. Hábitos: es recomendable adaptar los hábitos de conducción a las condiciones de calor. Por ejemplo, algo tan simple como salir más temprano y volver más tarde sirve para evitar las horas de máximas temperaturas. También es preferible vestirse con prendas sueltas y cómodas, que no opriman el cuerpo, evitando los tejidos sintéticos en favor del algodón. Y no conducir nunca descalzo o con chanclas pues, además de estar prohibido, es muy peligroso al no poderse accionar con precisión y rapidez los pedales.- Ir suplemento 'On the road'.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión