Despliega el menú
Motor

Más control de emisiones y seguridad en la nueva ITV

Las inspecciones técnicas deben cumplir desde el lunes pasado una nueva legislación que se adecúa a la europea y que busca un mayor control en las emisiones y la seguridad.

La ITV de Malpica
La Fiscalía aprecia indicios de delito en algunos controles de la ITV de Malpica
ARÁNZAZU NAVARRO

La nueva ITV ya es una realidad. Desde el pasado 20 de mayo está en vigor una nueva normativa que adecúa las inspecciones técnicas a lo exigido por la Unión Europea y que, principalmente, busca poner mayor énfasis en el control de emisiones y en el estado de los sistemas de seguridad. También contempla otros aspectos como que se podrá pasar la revisión con un mes de antelación manteniendo como referencia la fecha original.

La nueva situación llega para aplicarse en un parque móvil en el que según los datos publicados por la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), el peso en 2017 de los vehículos con más de diez años era del 59,6%, 13,5 millones, una relevancia que para 2022 habrá crecido hasta el 62,9%.

Por otra parte, AECA-ITV, la asociación que engloba a las agencias que realizan la inspección técnica también ha advertido de que un 20% de los automóviles no se presentan a revisión, situación que confía que ahora se corrija.

Éstas son algunas de las novedades más destacadas:

Lectura de la centralita. Las estaciones deben contar con dispositivos de lectura del sistema de diagnóstico a bordo. Deberán someterse a este control los vehículos matriculados a partir de 2006. En una primera fase se revisarán las emisiones, cuyos límites se mantienen, y posteriormente se registrarán también otros datos relativos a los frenos, los cinturones de seguridad, las prestaciones del motor, el kilometraje o los ‘airbags’. Igualmente se detectarán posibles manipulaciones. Para aprender a usar estas máquinas los técnicos tienen un plazo de un año para formarse. Pasar la ITV un mes antes. Los vehículos podrán someterse a la revisión con 30 días de antelación, manteniéndose como referencia para el siguiente examen la fecha original. Además, en caso de que el resultado no sea favorable existe el derecho a una segunda inspección en una estación que no tiene por qué ser la primera y en la que se comprobará si los defectos se han subsanado. Eso sí, en este caso habrá que volver a pagar. Al menos 30 años. Hasta el momento eran considerados históricos los vehículos con 25 o más años. Ahora, el límite se establece a partir de los 30. Este tipo de automóviles se someten a una normativa particular en cuanto a la ITV. ITV europea. En el caso de que se solicite la matriculación en España de un vehículo procedente de otro estado miembro de la Unión Europea se dará por buena la inspección llevada a cabo en el país de origen. Se mantienen las tarifas. En un principio, la nueva normativa, según ha confirmado el Gobierno de Aragón, no implicará una subida de tasas. Las estaciones, también a examen. En los próximos meses tiene que estar listo un nuevo ‘Manual de Procedimiento de Inspección de las Estaciones de ITV’ que elaborará el Ministerio de Industria y las comunidades autónomas para reglar el estado de los operadores, que cuentan con un año para adaptar sus instalaciones. En Aragón existen 30. Diez están en Huesca; 12, en Zaragoza; y ocho, en Teruel.Volver al suplemento de motor. 

Etiquetas
Comentarios