Despliega el menú
Motor
Suscríbete

La elegancia según Land Rover

Automóviles Sánchez presentó el jueves en un acto con numeroso público el nuevo Range Rover Velar, un SUV de diseño minimalista y refinado.

El Range Rover Velar, expuesto en el interior del Gran Hotel de Zaragoza.
La elegancia según Land Rover
Oliver Duch

Ante la mirada expectante de más de 300 invitados, en medio de una cortina de humo y al ritmo del ‘Riders on the storm’ de The Doors. Automóviles Sánchez dio a conocer el jueves en el Gran Hotel de Zaragoza la última novedad de Land Rover, el Range Rover Velar, un SUV de diseño minimalista, muy tecnológico y que inspira refinamiento.

Velar deriva del latín velare, cubrir, y fue el término con el que se bautizó a los prototipos que dieron paso al lanzamiento del Land Rover original en 1970. El fabricante británico ha rescatado 47 años después la denominación para designar un modelo que se sitúa dentro de la gama Range Rover entre el Evoque y el Sport. Su intención en esta ocasión no es tapar, más bien todo lo contrario. No en vano representa un anticipo de la próxima generación de vehículos de la marca.

Se presentó internacionalmente el 1 de marzo en Londres y en septiembre ya se habían vendido en España 300 unidades. En Automóviles Sánchez se espera alcanzar a finales de año la veintena de matriculaciones.

Los que pudieron tomar parte en las pruebas de conducción que ofreció el concesionario zaragozano entre el jueves y el sábado, con una buena acogida de participantes, destacaron su diseño elegante y su suave conducción. En total se pusieron a disposición de los interesados cinco Range Rover Velar. Uno de ellos fue expuesto en el interior del Gran Hotel, toda una operación que obligó a instalar una rampa en la entrada principal y a desmontar tanto la puerta metálica exterior como la de madera que da paso al salón principal.

No en vano, el Velar presenta una longitud de 4,803 metros y una anchura de 2,145 metros. Su aspecto resulta escultural con un cuidado diseño que le permite presumir de ser el Land Rover con mejor eficiencia aerodinámica construido hasta la fecha. Esto lo logra, entre otros aspectos, por detalles como las manillas desplegables de las puertas.

La sobriedad exterior tiene su continuidad en el interior, donde, según la marca, se ha querido crear un "santuario de paz". De nuevo, la sencillez y la sofisticación son las líneas maestras en un salpicadero que ha reducido el número de botones y mandos al mínimo sustituyéndolos en buena medida por dos pantallas de diez pulgadas que sirven para controlar el sistema de infoentretenimiento. La tapicería se ha elaborado con materiales sostenibles alternativos a la piel.

Con cinco estrellas en los test de Euro NCAP, incorpora la última tecnología en seguridad, además de un completo sistema de protección con seis ‘airbags’. Entre la asistencia al conductor incluye el frenado de emergencia autónomo con detección de peatones, control de crucero adaptativo, limitador de velocidad inteligente, detector de tráfico marcha atrás y monitor del estado del conductor. También está equipado con un avanzado sistema de tracción a las cuatro ruedas y de suspensión neumática.

La motorización se combina con una caja de cambios automática ZF de ocho velocidades. Ofrece opciones en diésel y gasolina. Entre las primeras existen propulsores de 180 y 240 CV que destacan por sus bajas emisiones de CO2. En los gasolina, la opción de 380 CV permite pasar de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos y alcanzar los 250 km/h, velocidad máxima limitada electrónicamente. El precio de entrada en la gama se sitúa en 60.250 euros.

Volver al suplemento de motor. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión