Despliega el menú
Motor
Suscríbete

¿No acudes al taller antes de viajar? Descubre a qué te expones

Solo tres de cada diez conductores revisa su coche en el taller antes de viajar, el 55% asegura que no acude al taller a no ser que no haya más remedio.

Taller mecánico
Taller mecánico
Freepik

Según la DGT, este verano se espera que se produzcan más de 89 millones de desplazamientos de vehículos por carretera. Para disfrutar de un viaje seguro y sin contratiempos lo más importante es realizar una revisión mecánica al automóvil antes de iniciar el rumbo.

Aunque la teoría parece fácil, no todo el mundo la lleva a la práctica. Según una encuesta realizada por Autingo, la primera plataforma que te calcula el precio de las reparaciones del coche y permite reservar cita online, solo tres de cada diez conductores realiza una revisión mecánica de mantenimiento en el taller antes de viajar.

El 70% de los encuestados no tiene intención de acudir a un taller a realizar un mantenimiento preventivo de su coche. Cabe señalar que el 55% comenta que son ellos mismos los que hacen las comprobaciones pertinentes a su vehículo y si observan que realmente es necesario y no queda más remedio, acaban acudiendo a un taller.

Por otro lado, hay un 15% que se considera un manitas de la mecánica, atreviéndose ellos mismos a hacer un cambio de aceite o de líquido refrigerante e incluso hacer alguna reparación, evitando así acudir al taller. “Hay que tener cuidado en estos casos en los que uno mismo se atreve a diagnosticar el problema del coche y hacer cualquier tipo de intervención sobre el vehículo y no se tienen los conocimientos necesarios. En ocasiones no se utilizan los materiales adecuados, pudiendo dañar el motor u otras piezas claves, o se produce un error al diagnosticar el fallo del automóvil, lo que lleva a actuar sobre zonas sensibles que pueden agravar aún más el problema”, señala Pedro Sanz, director general de Autingo.

¿Por qué no se acude al taller a realizar esa revisión preventiva?

Para la gran mayoría es la desconfianza hacia lo que le puedan diagnosticar en el centro mecánico. En este caso, el 35% señala que en ocasiones llevan el coche para una cosa concreta y al final le realizan más cambios y reparaciones de los que se esperaban inicialmente. Mientras que el 34% destaca el precio como razón para realizar ellos mismos sus revisiones, pues consideran que a veces la reparación trae consigo sorpresas inesperadas que acaban minando su presupuesto para las vacaciones.

“Esa desconfianza ha sido provocada por la proliferación de talleres piratas que a base de ofrecer precios muy bajos no cuentan con la licencia o carecen de la profesionalidad y conocimientos necesarios que les lleva a ofrecer servicios de baja calidad y que en la mayoría de ocasiones no resuelven el problema o lo agravan”, comenta Sanz. Por ello, recomienda acudir a talleres oficiales o de confianza que ofrecen seguridad, un servicio profesional y con todas las garantías.

Según la encuesta, los conductores de Madrid, Barcelona y Valencia los que más reservas han realizado para visitar el centro mecánico antes de viajar siendo así los más precavidos y que mayor interés muestran sobre el buen estado de su vehículo.

El mantenimiento preventivo puede prevenir de una posible avería, sino que además puede reducir el riesgo de sufrir un accidente. El 80% de los encuestados afirma ser consciente de ello, pero un 20% resta importancia a esa revisión preventiva ya que considera que los accidentes son provocados solo por errores humanos y no tanto por no ir al taller. “Tener los neumáticos en buen estado, revisar los frenos y sistemas de seguridad, controlar los niveles de aceite y de líquido refrigerante, entre otros aspectos, es muy importante y no hay que descuidarlo ni escatimar en ello. El mal estado de alguno de esos elementos puede provocarnos un imprevisto con el vehículo en la carretera y poner en riesgo nuestra seguridad al volante”, concluye Sanz.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión