Motor
Suscríbete por 1€

Audi Q5 se supera con un SUV aún más versátil

El nuevo modelo de la marca de los cuatro aros combina deportividad, flexibilidad y seguridad, con elevadas dosis de tecnología y una excelente respuesta en campo.

Más ligero, atractivo, seguro y con una dinámica, dentro y fuera del asfalto, de primer nivel. Así es el nuevo Q5.
Audi Q5 se supera con un SUV aún más versátil
Audi

Cuando el listón está alto es difícil superarse, pero nunca es imposible. Lo verdaderamente difícil es dar con las teclas adecuadas, y en Audi las han encontrado. Fieles a la tradición de evolucionar sutilmente sus modelos en cuanto a estética exterior, el nuevo Q5 se muestra, sin embargo, más robusto y a la par más definido. La generosa parrilla, su marcada línea de cintura, o los prominentes pasos de rueda, contribuyen a darle mayor sensación de aplomo. Aparentemente nada cambia radicalmente, pero el resultado es mucho más atractivo.

En el interior, incorpora elementos opcionales ya vistos en otros modelos de la gama, como el Audi Virtual Cockpit, cuyos gráficos de alta resolución y su pantalla de 12,3 pulgadas harán las delicias de los amantes de la tecnología. Al haber crecido en todas sus dimensiones, –ahora mide 4,66 metros de longitud–, su espacio interior se ha visto beneficiado, sin que ello haya repercutido en un aumento en báscula. Todo lo contrario, su peso en vacío se ha visto reducido, dependiendo de la versión, hasta en 90 kilogramos.

Más eficiente y seguro

En el apartado mecánico, el nuevo Q5 se ofrecerá con un motor de gasolina, bajo la denominación 2.0 TFSI, de 252 CV, y cuatro diésel TDi. Tres de ellos son de 2 litros, con potencias de 150, 163 y 190 CV, respectivamente, más una mecánica de 3 litros y 286 CV. Esta última incorporará la transmisión automática Tiptronic de 8 velocidades, mientras que el resto podrán equipar bien una caja manual de 6 marchas, o la transmisión automática de doble embrague S-Tronic de 7 relaciones.

Dinámicamente es apreciable el trabajo efectuado en las suspensiones, pero si hay un aspecto que destaca sobremanera en el recién llegado Q5, es su nuevo sistema de tracción. Salvo la versión diésel de 150 CV, que saldrá de la línea de montaje con dos ruedas motrices, y la de 3 litros, que utilizará el sistema de tracción permanente Quattro, de funcionamiento mecánico, el resto de versiones contarán con el nuevo sistema bautizado por Audi como Quattro Ultra. En palabras llanas, el Q5 ya no sólo pasará automáticamente a tracción total de forma reactiva, es decir, cuando detecte pérdidas de adherencia, sino también de manera predictiva. Gracias a la conexión de todos los sistemas del vehículo, en función del ángulo de giro, la velocidad, y el estilo de conducción, el Q5 se anticipará hasta con medio segundo de margen a cualquier pérdida de agarre de los neumáticos, activando la tracción a las cuatro ruedas. Todo un plus de seguridad.

Volver al suplemento de motor. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión