Despliega el menú
Motor

Yamaha MT-09: Nueva generación deportiva

Esta moto cambia las reglas del juego y marca un giro en el rumbo para Yamaha.

Nueva Yamaha
Nueva Yamaha

El año 2014 marca el debut del que, a buen seguro, será uno de los modelos más importantes de Yamaha en los próximos años: la MT-09, ligera, potente y con un excelente rendimiento en las condiciones del uso diario, representa el comienzo de una nueva dirección en la evolución de los modelos deportivos y marca un nuevo rumbo de la serie. La apuesta es clara: elevar la postura de conducción, un carácter polivalente, el desplazamiento delantero de las masas al estilo de las ‘naked’ y más agilidad sobresaliente.

Esta moto sin carenado cuenta con un motor tricilíndrico de 850 cc. Su descarga de par motor bruto y lineal es instantánea a lo largo de toda la gama de revoluciones y permite disfrutar de una perfecta aceleración.

Al mismo tiempo que cuenta con un par motor con carácter, esta revolucionaria tricilíndrica también es capaz de producir una potencia realmente importante, para acabar situándose a la cabeza, en relación peso/potencia, del sector de cilindrada media. Con un peso menor que una Yamaha YZF-R6, esta moto ágil y ligera será toda una revelación para los usuarios que provienen de diseños mucho más convencionales.

Partiendo de las carismáticas formas pioneras de las MT, con la masa desplazada hacia la rueda delantera, el ligero chasis sin carenado deja completamente a la vista un motor muy compacto y centra la atención en una apariencia musculada, lo que acentúa aún más la imagen dinámica del modelo.

Para optimizar el potencial de la fuerza lineal del motor, los ingenieros de Yamaha han desarrollado una transmisión completamente nueva, de seis velocidades con relaciones optimizadas, diseñada específicamente para adaptarse al carácter exclusivo de esta creación. La nueva transmisión complementa tanto la respuesta instantánea del motor como su alta cifra de par, para proporcionar una aceleración realmente rápida junto con un comportamiento divertido y nervioso.

Otro aspecto importante del sistema de combustible es el uso de una bomba compacta y ligera que permite montar un depósito estilizado, con una capacidad de 14 litros. Gracias a su eficiente sistema de inyección y a la tecnología YCC-T, la MT-09 cuenta con una autonomía de 240 km.

Para que esta máquina pueda ofrecer la máxima diversión en cada situación, se le ha dotado del sistema Yamaha D-MODE. Así, se pueden elegir tres ajustes diferentes de mapeado del encendido: STD, A y B. El primero permite disfrutar del par lineal a lo largo de toda la gama de revoluciones. En el A, tiene una mayor respuesta en bajos y medios, para proporcionar un estilo más agresivo y deportivo. Por último, el B ofrece unas prestaciones algo más contenidas y más ‘dóciles’, perfectas para moverse por la ciudad o con meteorología adversa.

Para optimizar las características de rendimiento del nuevo tricilíndrico de alto par, monta un nuevo chasis de aluminio realmente ligero y compacto. La reducción de tamaño y peso del nuevo motor ha permitido a los diseñadores tener más libertad a la hora de diseñar el chasis. Mediante una cuidada selección de la geometría (distancia entre ejes, altura del asiento, ángulo de avance o postura de conducción), los ingenieros han logrado dar forma a un chasis ágil y compacto.

Instrumentación y escape

El panel de instrumentos de LCD con diseño asimétrico cuenta con un gráfico de barras para el tacómetro e indicador de marcha. El botón de arranque deslizante integra el apagado de emergencia y, por si fuera poco, la piña de interruptores tiene el diseño más ligero y compacto usado hasta la fecha en una Yamaha. Los compactos retrovisores de tipo hexagonal acentúan aún más el diseño de masa desplazada hacia delante.

Las altas prestaciones se ponen de manifiesto con aluminio anodizado en los pedales de freno y cambio, así como en los estribos para el pasajero. El faro cuenta con una óptica multirreflectante y el piloto trasero de led aúna luz, freno e intermitentes.

La MT-09 monta un sistema integrado de escape tres en uno, con un silencioso final compacto, con tres cámaras de expansión internas. El silencioso emite un peculiar sonido ronco que acentúa el carácter exclusivo de la moto y su trazado, por debajo del cárter, contribuye a mejorar la centralización de masas, lo que a la vez garantiza un rendimiento ágil y con mucha capacidad de respuesta.

Para aumentar el efecto de empuje, los tubos de acero inoxidable conectan en un esquema 1-2 y 2-3, mientras que el conjunto completo cuenta con un recubrimiento Nanofilm, lo que mantiene todos los componentes como el primer día, a salvo de la decoloración, el óxido y otras manchas.

Volver al Suplemento de Motor. 

Etiquetas