Despliega el menú
Motor

Mini Cooper S: puramente urbanoy con el mismo sabor

Llega la nueva generación del pequeño y popular Mini, que mantiene los rasgos esenciales de siempre, pero con un mayor tamaño y una reinterpretación de los faros y la parrilla. Los motores, de gasolina y diésel, van de 116 a 192 cv de potencia.

Utilitario Mini Cooper S
Utilitario Mini Cooper S

En primavera de 2014 llegará la nueva generación de Mini, que será más grande que la anterior y, aunque respeta estéticamente los principales rasgos de su predecesor, ofertará un frontal con una parrilla más hexagonal. En cuanto a motores, de momento, se ofrecerá con la nueva generación con tecnología Twin Power Turbo. En la fecha del lanzamiento, habrá tres variantes de modelos: Cooper, con motor gasolina de tres cilindros, de 136 cv; Cooper S de gasolina, de cuatro cilindros y 192 cv; y Mini Cooper D, con motor diésel de tres cilindros, de 116 cv.

El diseño, objeto de una mejora evolutiva, expresa la madurez del nuevo modelo que se expresa, entre otros, a través de una optimización significativa en relación con el espacio, la seguridad, el equipamiento y la calidad de los materiales y acabados, así como en lo que se refiere a la deportividad y al nivel de confort.

El exterior del nuevo modelo, ahora unos diez centímetros más largo, está determinado por las típicas proporciones de Mini, con la característica división horizontal en tres partes: el cuerpo de la carrocería (abajo), la superficie acristalada circundante Greenhouse (las ventanas y los montantes oscuros forman una superficie homogénea que circunda a todo el coche) y el techo (arriba).

El nuevo Mini es 98 milímetros más largo, 44 más ancho y 7 más alto que la versión antecesora. La distancia entre ejes aumenta 28 milímetros y llega hasta 2.495.

La imagen atlética del nuevo Mini se realza adicionalmente mediante la unión óptica entre los pasos de ruedas delanteros y traseros. Esta se logra mediante una marcada línea en el faldón lateral y, además, con un trazo casi paralelo por encima del faldón.

Estas dos líneas tienen un dinámico trazado descendente en sus partes frontal y posterior, dirigiendo la vista a los grandes pasos de rueda. También han sido objeto de una reinterpretación diversos rasgos característicos del diseño, entre ellos el perfil hexagonal de la parrilla, las molduras de los intermitentes laterales Side Scuttle, los faros redondos, los pilotos traseros en posición horizontal y el marco circundante de color negro en la parte inferior de la carrocería.

Iluminación definida

Tanto los clásicos faros redondos enmarcados con anillos cromados como los adicionales incorporados en el faldón delantero, se han remodelado cuidadosamente.

Las fuentes de luz de los faros tienen una estructura claramente definida y las luces intermitentes de forma arqueada están incorporadas en la parte inferior de los anillos luminosos. La versión de serie de luz diurna y las luces de posición están a cargo de los faros adicionales. En ese lugar también se montan los antinieblas, de carácter opcional.

Por dentro, la orientación horizontal del puesto de mando del conductor, las formas redondas y elípticas de diversos elementos fundamentales, entre ellos las rejillas de salida de aire, los instrumentos y los revestimientos de las puertas son elementos estilísticos clásicos que, en el caso del nuevo Mini, tienen una apariencia más madura y de calidad especialmente selecta.

Entre las novedades, destaca el tablero de instrumentos montado sobre la barra de la dirección. Los instrumentos redondos superpuestos informan sobre la velocidad, las revoluciones del motor y el nivel de combustible en el depósito, mientras que en el centro de la escala del velocímetro se encuentran un ‘display’ de color, en el que aparecen las indicaciones del Check-Control, informaciones de estado del coche y avisos ópticos sobre los sistemas activos de asistencia al conductor.

La ranura para el arranque del motor ya no es necesaria. Basta que la llave se encuentre dentro del habitáculo para poder poner en marcha el motor. Para ello no hay más que presionar el pulsador iluminado de color rojo que se encuentra en el centro de la consola central.

Todo agrupado en un mando

El instrumento central, típico de Mini, incluye ahora más informaciones y funciones, por lo que contribuye aún más intensamente a la interacción entre el conductor y su coche.

Dependiendo del equipamiento, la parte central está ocupada por una pantalla TFT de cuatro líneas o por una de color de hasta 8,8 pulgadas, en la que aparecen informaciones sobre el uso de diversas funciones del coche, entre ellas el climatizador, las de información, entretenimiento y comunicación, mapas y planos del navegador, guiado de rutas y, además, representaciones gráficas específicas de Mini Connected Services. El nuevo botón Controller, que se encuentra en la consola central, facilita la selección y el manejo de estas funciones.

El Controller es parte del equipamiento de la radio Visual Boost o del sistema de navegación. Con movimientos giratorios del botón (presionándolo o desplazándolo), recurriendo a la función de selección directa o utilizando las teclas de funciones favoritas es posible controlar todas las utilidades de manera intuitiva, segura y cómoda, gracias al sistema BMW Idrive. El anillo led que se encuentra en el círculo exterior del instrumento central se muestra hasta en seis colores diferentes.

Asientos abatibles 

Diversas soluciones logran aumentar la funcionalidad del coche. El respaldo posterior de dos partes no solamente es abatible (en proporción de 60/40), sino que también admite la regulación de su inclinación. Numerosos portavasos y vanos portaobjetos hacen que sea muy sencillo llevar bebidas y utensilios diversos. Un espacio adicional se encuentra oculto detrás del embellecedor en el lado del acompañante.

Se incluye de serie un paquete de compartimentos que, entre otros, incluye un espacio debajo del suelo del maletero, así como argollas de amarre adicionales, redes para sujetar objetos y bolsas en los respaldos de los asientos delanteros.

Driving modes

El nuevo Mini incluye de serie una caja de cambios manual de seis marchas, que se diferencia de la anterior por su menor peso y su mayor confort. La caja de cambios automática de seis marchas también puede montarse en cualquiera de los modelos del nuevo Mini. Esta se distingue por su mejorado grado de eficiencia y su mayor confort, así como por permitir cambiar de marchas más dinámicamente.

En combinación con el Sistema de Navegación, la unidad de control de la caja de cambios también puede tener en cuenta las características de la ruta al cambiar de marchas. Recurriendo a los datos del navegador, el sistema pone la marcha apropiada poco antes de cruces o curvas. Así se evita, por ejemplo, que la caja suba innecesariamente de marcha entre dos curvas que se suceden en muy poca distancia.

Tres modos de rodar

Con el Mini Driving Modes se puede cambiar del modo estándar Mid al Sport o al Green, para una conducción más deportiva o ‘ecológica’, respectivamente. Estos inciden en el acelerador, la dirección y la sonoridad del motor, en el Cooper S. Con los sistemas correspondientes, regulan la iluminación ambiental e influyen en la característica del cambio de marchas de la caja automática y en el reglaje de la suspensión DDC.

Volver al Suplemento de Motor.

Etiquetas