Despliega el menú
Motor

Motor

Todo un ejemplo

El nuevo Mazda3, que en el diseño exterior sigue el marcado por la filosofía Kodo, muestra un interior que a partir de ahora deberán seguir todos sus hermanos. Se lanza con carrocería de cuatro y cinco puertas y posibilidad de elegir motores de gasolina y diésel de la línea Skyactiv.

Mazda3
Todo un ejemplo
MAZDA

Ya está a la venta la tercera generación del Mazda3, el vehículo más vendido de todos los tiempos por el fabricante japonés, que ahora incorpora la tecnología Skyactiv. Con carrocerías de cuatro y cinco puertas, se presenta con motores de gasolina (100, 120 y 165 cv) y diésel (150 cv), así como cajas de cambio manuales o automáticas.

Creado bajo la tutela de la filosfía Kodo, Alma del Movimiento, el nuevo Mazda3 se caracteriza por una planta firme, enfatizada por la cabina, de aspecto compacto y desplazada hacia atrás. El perfil inclinado del coche, que es más bajo y más ancho que el modelo de segunda generación, se eleva llamativamente hacia la parte trasera y se reafirma con unos pasos de rueda muy prominentes. Al mismo tiempo, las llantas de aluminio transmiten sensaciones de agilidad y fuerza. Los reflejos de las texturas brillantes de las superficies cambian dependiendo de la iluminación y del punto de vista del observador, algunas veces de forma sutil y otras más llamativamente.

El nuevo Mazda3 luce el estilo distintivo Kodo, con la parrilla delantera en forma de ala. Esta última surge desde la parte inferior y alcanza los grupos ópticos. Los faros son muy característicos. Para hacer posible una forma nítida y una estructura muy limpia, los intermitentes se han situado fuera del conjunto. Ahora utiliza lámparas de led, lentes internas y un haz luminoso circular.

Las líneas fluyen hacia atrás, desde la parrilla en forma de ala y los faros, a lo largo de los laterales del coche, dando continuidad a las aletas y subrayando la agilidad del vehículo.

La distancia entre ejes más grande (60 mm mayor que la del anterior) ha permitido a los diseñadores acortar los voladizos delantero y trasero para obtener una planta de mayor inspiración Kodo. Al mismo tiempo, hay más espacio para el motor y hasta han mejorado la seguridad en caso de impacto.

La sección trasera del Mazda3 tiene muchos paralelismos con la delantera. Al igual que la parrilla, el sólido portón parece sobresalir. Los pilotos posteriores, como los delanteros, se caracterizan por unasópticas circulares y deportivas con un acabado interior de alta calidad en dos tonos que producen la sensación de desvanecerse en la distancia.

Por dentro

La filosofía del interior se empleará en todos los futuros Mazda a partir de ahora bajo un nuevo concepto: separación y unificación.

En otras palabras, el habitáculo está dividido en zonas: para empezar, una para el conductor, acogedora y autónoma, en el sentido de que todo está situado para producir una experiencia de conducción segura, agradable y libre de estrés. El espacio para los pasajeros, por el contrario, ofrece un ambiente tranquilizador, abierto, espacioso y relajante.

La zona del conductor, que converge en el centro, contrasta con el salpicadero del lado del acompañante, relativamente bajo. La consola central asimétrica señala la frontera entre las dos áreas. Pero, al mismo tiempo, crea una sensación de conexión al unir las dos zonas.

El nuevo Mazda3 incorpora la nueva pantalla Head Up Display, que presenta la información más importante para el conductor (velocidad, alertas de seguridad, navegación...) directamente en su línea visual.

Etiquetas