Motor
Suscríbete

KIA RIO

Un gran salto de calidad

La cuarta generación del Kia Rio ha sabido evolucionar leyendo las necesidades del cliente actual. Precio competitivo, consumo de récord y un equipamiento muy completo son las grandes bazas para que este vehículo se haga hueco entre los más vendidos del competitivo segmento B.

El nuevo Kia Rio
Un gran salto de calidad
KIA

Más que evolución es revolución. Tras las modestas ventas del antiguo Rio (18.000 unidades en España), Kia ha decidido replantear profundamente su utilitario con el fin de competir, de tú a tú, con los modelos consagrados del segmento B. Su apuesta se basa fundamentalmente en aumentar la calidad del vehículo, manteniendo un precio asequible y reduciendo el consumo hasta cifras verdaderamente sorprendentes.

Ya en los concesionarios, el automóvil se comercializa por ahora solamente con cinco puertas. El fabricante coreano ha anunciado que la versión de tres estará disponible en España el próximo mes de enero.

El vehículo sale al mercado con cuatro motorizaciones, dos de gasolina (82 y 109 cv) y dos diésel (75 y 90 cv). En el de gasolina más potente, se ha logrado reducir la fricción interna de sus componentes y distribución variable, para mejorar su respuesta mecánica. Así, logra una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos y una velocidad máxima de 183 km/h.

En el caso de los diésel, el 1.1, con 75 cv y tres cilindros, ofrece un rendimiento que llama la atención, pese a la escasa potencia, unido a un consumo realmente bajo. Este motor (así como el de gasolina de 109 cv) puede equiparse con el paquete Eco Dynamics, con el que solo necesita 3,2 litros de combustible a los 100, el dato más bajo en el mercado español. Las emisiones de CO2 se reducen a 85 g/km.

El acabado Eco Dynamics incluye un diseño de parrilla frontal y de alerón trasero que han permitido reducir el coeficiente de resistencia aerodinámica. Asimismo, se ofrece con neumáticos de baja resistencia a la rodadura y con un indicador para cambiar de marcha en el momento más adecuado, lo que ayuda al conductor a optimizar el consumo.

En relación al modelo anterior, se ha modificado la suspensión trasera para que esta sea más firme y se reduzca el subviraje. Además, la estructura del coche apoya en un soporte más rígido de la columna de dirección. Los paneles exterior e interior del portón trasero han sido también reforzados. El ruido se ve reducido gracias a la aplicación de nuevos materiales en el salpicadero, el maletero y el capó.

El habitáculo ha sido totalmente rediseñado, utilizando un mayor porcentaje de acero de alta resistencia, lo que beneficia la seguridad de los ocupantes. De serie, el vehículo incluye seis airbags (delanteros, laterales y de cortina), así como ESP y sistema de ayuda de arranque en pendientes.

En lo referente al diseño exterior, el Rio ha evolucionado claramente respecto a su predecesor, ofreciendo una imagen totalmente nueva y más acorde a los tiempos que corren. El frontal corporativo de Kia se ha reinterpretado, integrándose con los faros delanteros. De perfil, ofrece un aire deportivo y, en la parte trasera, recuerda al Sportage en sus líneas marcadas, el ángulo de inclinación de la luneta trasera y su silueta estilo cupé.

La cuarta generación del modelo llega al mercado con mayores expectativas que la anterior. La marca coreana ha anunciado que espera vender, como mínimo, 15.000 unidades al año en España, situándose al nivel de modelos consagrados como el Clio o el Polo. Lo que sí está claro es que el modelo resulta mucho más atractivo que su predecesor.

Etiquetas