Motor
Suscríbete

TOYOTA YARIS

Llega la tercera generación

Toyota presenta la tercera generación de su urbano Yaris. Lo más importante es la renovación estética, interior y exterior, y unos motores continuistas con los ya existentes, aunque mejorados

Llega la tercera generación
Llega la tercera generación

Toyota comenzará a vender en octubre la tercera generación del urbano Yaris, aunque desde el 1 de septiembre ya admite reservas. Fue en 1999 cuando la marca japonesa presentó la primera generación de este práctico vehículo; y en 2005 cuando fue renovado completamente. Ahora, tras 5,5 millones de unidades vendidas en todo el mundo y una excelente reputación de fiabilidad, la tercera generación nace con la responsabilidad de continuar el éxito de sus predecesores. Para ello, la marca lo ha dotado de nuevos argumentos convincentes, tales como una imagen más seria y agresiva, un habitáculo más convencional y espacioso o unos equipamientos mejorados.

Estéticamente, la nueva generación destaca por un frontal que se asemeja a los últimos productos de la marca, de modo que le aporta un aire más actual. Su exterior hace gala de un diseño más dinámico, en el que los trazos se vuelven algo más rectos y marcados y los grupos ópticos delanteros cuentan con unas generosas dimensiones.

Respecto al Yaris anterior, en el interior la principal novedad es la redistribución del cuadro de mandos, que abandona la ubicación central de las dos generaciones pasadas para situarse ahora en una posición mucho más habitual: en la parte superior del volante y orientado hacia el conductor.

Este coche mide diez centímetros más que su predecesor, pero algo menos que sus principales rivales. Tendrá carrocerías de tres y cinco puertas y se colocará como el más grande de los vehículos urbanos de Toyota, por delante del sencillo Aygo y del coqueto IQ.

En cuanto a la parte técnica, nada de cambios revolucionarios, sino una mejora de las bases mecánicas ya existentes. Inicialmente, existen tres mecánicas disponibles (1.0 VVT-i y 1.3 VVT-i dual, en gasolina; y 1.4 D-4D, en diésel), que no son otra cosa que una evolución de las ya conocidas en el modelo que se vendía hasta ahora. El Yaris más básico recurre al motor de tres cilindros y 998 centímetros cúbicos, con 69 cv de potencia y 93 Nm de par. Va asociado a un cambio manual de cinco velocidades. Entre los ajustes realizados en su mecánica y la disminución de peso que ha experimentado toda la gama Yaris, el consumo desciende un 4%, hasta los 4,8 l/100 km de media. En cuanto a prestaciones, no va sobrado pero, con sus 155 km/h de velocidad máxima y 15,3 segundos de aceleración de 0 a 100 km/h, se puede decir que se mueve de forma ágil en la ciudad. El nuevo Yaris es más grande y más estable y, por lo tanto, apto igualmente para carretera, por lo que puede ser una opción más recomendable recurrir al motor de 99 cv. Este es el 1.33 VVT-i Dual, que resulta más fino y silencioso que el de menor cubicaje. Solo gasta 0,4 l/100 km más, mientras que sus prestaciones mejoran notablemente hasta los 175 km/h de velocidad máxima y 11,7 segundos de aceleración de 0 a 100 km/h. Además, quien sea defensor de los cambios automáticos podrá combinar esta mecánica con el Multidrive S de siete velocidades.

Pero, sin lugar a dudas, las mejores cifras las obtiene el 1.4 D4-D de 90 cv, que ha mejorado los ya meritorios datos de su predecesor. Con el cambio manual solo gasta 3,9 l/100 km, una reducida cifra que combina con unas prestaciones bastante buenas: 10,8 segundos de 0 a 100 km/h y 175 km/h. En este caso, la opción automática también existe, aunque con un sistema diferente al del modelo de gasolina, ya que el disponible en el diésel es un Confortdrive de seis velocidades.

Ya en 2012 se espera la llegada del Yaris HSD, vehículo equipado con una tecnología híbrida similar a la del Auris HSD.

Etiquetas