Motor
Suscríbete

COMPARATIVA

Berlinas ideales para dejarse llevar y disfrutar del viaje

Difícil es la elección entre comprar un Peugeot 508 o un Volkswagen Passat. Los dos vehículos resultan realmente cómodos para largos trayectos, con un espacio interior amplio. Además, tienen precios muy similares, aunque el Passat resulta vencedor en cuanto a capacidad de carga.

Peugeot 508
Berlinas ideales para dejarse llevar y disfrutar del viaje

Estos dos modelos tienen dimensiones muy similares. El Peugeot tiene dos centímetros más de longitud y tres de anchura, mientras que el Volkswagen es solo uno más alto. En lo que más destaca el 508 es en su batalla, superior a la del Passat en 10,5 centímetros. En las plazas traseras, el Passat cuenta con algo más de espacio para las piernas; y eso que el 508 ha mejorado esta cota con respecto al 407, vehículo al que sustituye. En los dos es incómodo viajar en la plaza central, algo habitual en las berlinas medias y en la gran mayoría de vehículos, a no ser que se trate de monovolúmenes con tres asientos individuales.

En lo que sí se diferencian, y bastante, es en la capacidad del maletero: la del Peugeot es de 473 litros y la del Volkswagen, de 565. Mirando con detenimiento sus medidas, el portaequipajes del Passat destaca por una mayor profundidad, de 114 cm frente a los 101 del rival, mientras que la altura en ambos es la misma: 50 cm. Aun teniendo menos capacidad, la anchura del maletero del Peugeot es ocho centímetros mayor (111), por lo que es más fácil introducir objetos de mayor tamaño. En este vehículo es también algo más cómoda la carga, puesto que cuenta con una altura del suelo al borde de tres centímetros menos (70).

En cuanto a los motores diésel de ambos modelos, en el Peugeot 508 se trata del 1.6 HDI de 112 cv, que lleva asociada una caja de cambios de cinco velocidades. Es el único propulsor en su gama con un cambio de este tipo, pero hubiera hecho falta uno de seis, como lleva el Passat. Este último dispone de un motor 1.6 TDI de 105 cv, que siempre va ligado a la tecnología Bluemotion para reducir consumos y emisiones. Dispone de un sistema Start & Stop, que ahorra combustible parando el motor cuando se pisa el freno en un semáforo o un atasco; y también cuenta con un avisador de cambio de marchas para llevar una conducción más eficiente. La cifra de consumo mixto es de 4,2 litros a los 100 km y las emisiones de solo 114 g/km. El Peugeot 508 con el motor 1.6 HDI de 112 cv también tiene una tecnología similar. Las cifras de consumo mixto y emisiones con este propulsor son de 4,4 litros y 115 gramos, respectivamente, muy parecidas a las del Passat.

En conducción por carretera, los dos vehículos tienen comportamientos similares, aunque el cambio del Passat resulta más agradable, ya que cuenta con seis marchas. La potencia no es excesiva en ambos casos. El Peugeot cuenta con 7 cv más, pero no por eso ofrece prestaciones muy superiores. Incluso la velocidad máxima que alcanza el Passat es de 5 km/h más. Sí mejora en la cifra de aceleración de 0 a 100 km/h: 11,3 segundos (12,2, en el Passat).

La posición al volante es la típica de una berlina en ambos casos. La del Volkswagen es mejor, gracias a que la longitud del asiento del conductor tiene un recorrido mayor que en el Peugeot, y también la altura, por lo que es más fácil reglarlo al gusto. En los dos el volante tiene ajustes de altura y profundidad.

Con el acabado de entrada de gama en ambos casos (Access en el Peugeot y Edition en el Volkswagen), el primero de ellos es más barato: 23.400 frente a 25.240 euros. Son casi 2.000 de diferencia, que se pueden justificar con algo más de equipamiento en el Passat, aunque en realidad son muy similares.

Etiquetas