Despliega el menú
Motor
Suscríbete

COMPARATIVA

Dos compactos efectivos con planteamientos diferentes

El conocido Volkswagen Golf y el recién presentado BMW Serie 1 compiten en el segmento de los compactos más selectos con diferentes argumentos. La marca bávara sigue utilizando un motor de dos litros de cilindrada para su versión de acceso a gama en diésel, mientras que Volkswagen la redujo a 1,6 litros con el objetivo de ahorrar.

BMW 116 D
Dos compactos efectivos con planteamientos diferentes
BMW

BMW ha vuelto a revitalizar el segmento de los compactos premium con el lanzamiento de la segunda generación del Serie 1, en un momento en el que sus dos principales rivales –Audi y Mercedes– no cuentan con un competidor directo y actual en esta categoría. No obstante, Audi no tardará en renovar su A3; mientras que Mercedes estructura ahora la gama de forma diferente: por un lado, con el más deportivo C Coupe y, por otro, con el futuro Clase B de carrocería tipo monovolumen.

Así las cosas, la mejor referencia para enfrentar al nuevo BMW es el eterno Golf, que ya va por su sexta generación. A pesar de haber sido muy conservador en su última remodelación, el modelo de Volkswagen continúa cosechando importantes éxitos de ventas en muchos mercados, entre ellos el español. Para esta comparativa se han escogido las carrocerías de cinco puertas y las versiones de acceso a gama en diésel, cuyos propulsores brindan unos consumos muy contenidos cercanos a los 4 litros cada 100 kilómetros y unas cifras de emisiones tan bajas que les eximen del impuesto de matriculación.

La primera gran diferencia entre uno y otro modelo se encuentra en el precio. Cierto es que el BMW es más innovador, algo más grande, con unos equipamientos más exquisitos y con un motor que corre más. No obstante, los 5.000 euros de diferencia entre uno y otro son quizá un cifra muy abultada. De hecho, respecto al anterior Serie 1, del que todavía pueden quedar algunas unidades en los concesionarios, también existía una diferencia notable a favor del Golf; aunque de aquel era más sencillo encontrar ofertas puntuales.

Ahora, con las listas de precio de los actuales Golf 5p y Serie 5p en la mano, las diferencias son claras. Los principales atributos del BMW Serie 1 hay que buscarlos en su especial y eficaz conducción, pues es el único del segmento que confía en la propulsión trasera, la cual combina con el control electrónico DTC con autoblocante. La nueva generación sigue apostando por la deportividad y por el placer de conducción, aunque ha hecho especial hincapié en que este modelo sea más cómodo y refinado que su predecesor. Su carrocería ha crecido y aventaja ahora en 12 cm al Golf, lo cual le permite una mejor habitabilidad.

Mecánicamente, el Golf 1.6 TDI y el BMW 116d presentan planteamientos muy diferentes, ya que, mientras que el primero se ha sumando a la tendencia actual de ofrecer bajas cilindradas, el segundo sigue confiando en un bloque de dos litros de cilindrada.

Es curioso comprobar cómo la marca bávara sale con este motor más grande y, sin embargo, anuncia ya que para 2012 tendrá un 1,6 litros de idéntica potencia (116 cv) y con unas cifras de consumo y emisiones más bajas (3,8 l/100 km y 99 g/km). Ahora bien, en prestaciones, la mayor cilindrada suele jugar a favor, y, en este caso, dicha teoría se pone de manifiesto con una mejor respuesta del motor BMW.

Los precios publicados en la ficha corresponden a las versiones de acceso, pero como modelos premium que son, ambos ofrecen equipamientos más selectos. En ese momento, igualando elementos, las diferencias de precio pueden reducirse ligeramente, pero la ventaja siempre es clara a favor del Golf.

Etiquetas