Despliega el menú
Aragón

Mayor de 75 años y con una dolencia circulatoria, perfil del hospitalizado

La última ‘Encuesta de morbilidad hospitalaria’ añade enfermedades respiratorias y del aparato digestivo, neoplasias y trastornos mentales entre los ingresos comunes.

Un profesional sanitario atiende a un paciente ingresado en el Hospital Santa Bárbara.
Un profesional sanitario atiende a un paciente ingresado en el Hospital Santa Bárbara.
Mariano Castejón

Las enfermedades del aparato circulatorio, del respiratorio y del digestivo siguen siendo, por ese orden, la principal causa de hospitalización en Soria; las neoplasias y los trastornos mentales continúan el listado por el que los sorianos son mayormente hospitalizados. Los pacientes que ingresaron en alguno de los dos hospitales del Complejo Asistencial provincial en 2015 permanecieron una media de 8,35 días, similar al año anterior, cuando la estancia media fue de 8,42 jornadas. Además, de las 8.218 altas registradas en el año analizado, el mayor porcentaje, el 23%, lo acumularon personas de entre 75 a 84 años. La edad media de estas altas hospitalarias se situó en la provincia en los 63,60 años, frente a los 60,42 años en el conjunto de la Comunidad y los 55,80 del país.

Son algunos de los datos de la última ‘Encuesta de morbilidad hospitalaria’ correspondiente a 2015 difundida por el Instituto Nacional de Estadística (INE), de la que se desprende también que en el país casi ocho de cada 10 altas concedidas el pasado año se produjeron en hospitales públicos. Este informe del INE ofrece información sobre las altas sanitarias con internamiento y la estancia media de éstas. En todo el país, en 2015 se produjeron 4,74 millones de altas hospitalarias, un 0,6% más que un año antes, lo que supone el tercer incremento anual consecutivo. Asimismo, en el conjunto del país se redujeron notablemente las altas hospitalarias sin diagnóstico, en concreto, un 40,9%.

Edad avanzada
En el caso de la provincia de Soria destacan dos circunstancias que deberían tenerse en cuenta a la hora de analizar los datos: se elevan sobremanera tanto la edad avanzada de los pacientes como la estancia media de ingreso de estos. Que se trata de un territorio envejecido es una cuestión de sobra conocida. Probablemente este hecho sea la coyuntura directa para incrementar la estancia media de hospitalización de estas personas.

Las altas hospitalarias según el diagnóstico principal ascendieron a 8.218, de las que 1.877 pertenecieron a personas de entre 75 a 84 años, seguidas de 1.210 altas de pacientes de 65 a 74 años. Las menores cifras se produjeron entre el colectivo de niños de uno a cuatro años (114), los menores de un año (151) y ancianos a partir de 95 años (185).

En cuanto a la estancia media de 8,35 días, como en ejercicios anteriores fue, tras Palencia (con 11,70 jornadas), la media más alta de Castilla y León, con una estancia de 7,28 días. En el conjunto del país fue de 6,66 jornadas, con medias más elevadas en Cantabria (7,48), Cataluña (7,42), Asturias (7,39), Canarias (7,33) y la mencionada de Castilla y León.

Como queda dicho, la mayoría fue por enfermedades del sistema circulatorio (con 1.304 altas), del aparato respiratorio (1.203) y del aparato digestivo (1.195). Estas dolencias se produjeron, en su mayoría entre personas de entre 75 y 89 años.

En número de altas, les siguieron, como suele ser habitual con respecto a otros años, las lesiones y envenenamientos (715), la neoplasias malignas (663) y las complicaciones del embarazo, parto y puerperio (638).

La tasa de morbilidad (número de altas por cada 100.000 habitantes) fue de 9.012 en la provincia de Soria; la menor, después de Segovia -con 8.027-, de toda Castilla y León, donde se elevó a 10.914 por cada 100.000 habitantes. En el conjunto del país se produjeron 10.228 altas por cada 100.000 habitantes, lo que supuso un aumento del 0,7% respecto al año anterior (cuando hubo 10.160). Es el tercer incremento anual de la tasa de morbilidad hospitalaria tras nueve años de descensos.

En cuanto a las causas de las estancias, el INE revela que se elevan a 68.658; de ellas 18.345 fueron entre personas de 75 a 84 años (el, 26,7%) y 10.871 en pacientes de 65 a 74 años (el 15,8%). Tras las causadas por enfermedades del sistema circulatorio (11.805), del aparato respiratorio (11.226) y del aparato digestivo (8.427), destacan las neoplasias (7.377) y las neoplasias malignas (6.596), además de los trastornos mentales (6.528), otras formas de enfermedad cardíaca (5.566), enfermedades pulmonares ocasionadas por agentes externos (5.271), las psicosis orgánicas, otras psicosis y trastornos mentales debidos al uso de drogas o alcohol (4.925), así como otras enfermedades del aparato digestivo (4.244).

Otra cuestión destacable es que en el Complejo Asistencial de Soria apenas ingresaron personas procedentes de otras regiones limítrofes. El 97,5% fue de la provincia (66.937), mientras que 1.721 de estos ingresos fueron de personas residentes en otras provincias de Castilla y León, en su mayoría de Burgos (383). Les siguieron madrileños (369), catalanes (314) y aragoneses, todos residentes en Zaragoza (208).

Etiquetas
Comentarios