Despliega el menú
Aragón

Los sindicatos urgen a Sanidad agilizar su plan de incentivos ante la amenaza de jubilaciones

Anunciado hace un año, se teme que haya falta de previsión para los puestos de difícil cobertura que se dan tanto en Atención Primaria como en Especializada.

El Área de Salud de Soria tiene problemas para puestos de difícil cobertura tanto en Atención Primaria como Especializada.
El Área de Salud de Soria tiene problemas para puestos de difícil cobertura tanto en Atención Primaria como Especializada.
Mariano Castejón

Las jubilaciones y las dificultades para cubrir algunos puestos sanitarios en el medio rural continúan siendo una realidad poco agradable para el sistema sanitario; ambas, "circunstancias que no benefician para dar calidad asistencial al paciente", según los sindicatos de la materia. En la provincia de Soria es un problema tan enraizado que no surten efecto ni los esfuerzos realizados por la Administración sanitaria para encontrar personal en algunas especialidades o que esté dispuesto a desempeñar su labor en algunos puntos deprimidos geográficamente de la provincia. No obstante, algunos representantes de los trabajadores consideran que si las contrataciones "no fueran en precario", la situación mejoraría algo.

En cualquier caso, los sindicatos sanitarios de la provincia urgen a la Consejería de Sanidad poner en marcha "lo antes posible" el anunciado plan de incentivos para frenar la sangría de profesionales. Otros consideran oportuno, más que la búsqueda de acicates que no suelen funcionar, "satisfacer lo demandado desde hace años", así como "recuperar lo perdido".

Cabe recordar que fue el pasado otoño cuando se hizo público que la Consejería de Sanidad trabajaba en un plan para atajar el déficit de profesionales en el medio rural, que preveía la incentivación de facultativos y enfermeros en puestos de difícil cobertura. En julio pasado se conoció que habría identificado estos problemas en al menos 60 demarcaciones asistenciales médicas y en otras 40 de Enfermería en toda la Comunidad, con las Zonas Básicas de Salud (ZBS) de Pinares-Covaleda y de San Pedro Manrique con las mayores dificultades en el Área de Salud de Soria. Sin embargo, ya entonces desde el Colegio Oficial de Médicos de Soria (Comsor) se indicó que las necesidades se dan en más en otros puntos limítrofes, como Arcos de Jalón. Los sindicatos coinciden en este aspecto, al advertir que las mayores dificultades para encontrar profesionales se dan "en las zonas limítrofes".

Recientemente algunos medios regionales se hacían eco de que la Gerencia Regional de Salud se había visto obligada a retener en los primeros nueve meses del año a un 30% más de médicos que estaban a punto de jubilarse en comparación con los datos de 2015 tanto en Atención Primaria como Especializada. La medida se habría tomado para hacer frente a las necesidades asistenciales y de organización por falta de sustitutos y de personal capaz de realizar determinadas técnicas.

La historia se repite en toda la Comunidad, aunque en la provincia de Soria el arraigo de ciertos profesionales ha sido una dificultad añadida desde hace décadas. En el caso de Sanidad, principalmente en el colectivo de médicos, cierto freno a la carrera "en investigación, en continuar formándose", es lo que más repele a la hora de conseguir que los trabajadores echen raíces en Soria. "No nos vale con que sea un lugar tranquilo y fácil para vivir", coincidían algunos sindicatos ayer, quienes indicaban la necesidad de "actuar antes de que sea demasiado tarde con las jubilaciones" e incluso recordaban la posibilidad del ‘efecto llamada’ que podría tener un plan similar anunciado por Aragón hace unos meses.Muy parado

"El plan está muy parado y nos gustaría que se retomase para que no hubiera falta de previsión; se van a jubilar profesionales sanitarios y nos va a faltar personal, sobre todo médicos", indicaban ayer desde CSI-F Sanidad Soria. Las mismas fuentes ponían el acento en que a Soria "no quieren venir porque el hospital no es de referencia y no hay ciertas especialidades, y a algunas zonas tampoco porque están aisladas".

En este sentido explicaron lo que sucede en Montenegro de Cameros donde hay 58 tarjetas sanitarias (la demarcación con menos de toda Castilla y León, según los últimos datos de Sanidad), que pertenece a la ZBS de Pinares-Covaleda, y que "tiene un médico viviendo allí, aunque las urgencias se atienden en La Rioja".

Posiblemente por eso, indicaron, se entiende como una ZBS de puestos de difícil cobertura. De todas formas, "está cubierta por médicos interinos", lo que también la hace vulnerable.

Por su parte, la secretaria de Sanidad de UGT en Soria, Mª José López, también aludió a la paralización del plan, "seguramente por la reorganización" pendiente y destacó la "problemática de las jubilaciones y de los puestos de difícil cobertura en el medio rural". Al tiempo tildó de "vergonzosas las últimas oposiciones" al entender que parecen tratar de "reducir el número de aprobados". López se mostró "a favor de estudiar y negociar incentivos" para estos puestos, porque la situación es más acuciante "en las zonas limítrofes".

Para la responsable en Soria de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC. OO. (FSS-CC. OO.), Mª Jesús Sotillos, "no hay que buscar incentivos nuevos si no, simplemente, satisfacer lo demandado hace años". Al respecto nombró el complemento de Atención Continuada (guardias), aprobado por Decreto en 2009, pero todavía "una deuda pendiente sin satisfacer". Asimismo comentó que la Administración debería "recuperar" la manutención para los profesionales de guardia, así como la cuestión del transporte, donde "estamos muy castigados", entre otros recortes de los últimos años. Porque "la palabra incentivo no nos suena bien, está sujeta a cosas no objetivas".

Finalmente, desde Satse Soria indicaron no disponer de más información que la anunciada por el propio consejero, Antonio Sáez, en su momento. Explicaron que el caso de Enfermería "es diferente al de los médicos, ya que hay profesionales suficientes en la bolsa de empleo para cubrir las necesidades de Enfermería tanto en el medio rural como en el urbano". Sin embargo, las reivindicaciones del sindicato se encaminan hacia "la cobertura de las ausencias de personal para garantizar una atención de calidad en el medio rural y menor sobrecarga a los profesionales", ya que generalmente en las zonas rurales, y más concretamente en Soria "hay mucha dispersión entre los diferentes consultorios locales", por tanto, si no se sustituye al profesional ausente tiene que asumir otro compañero sus consultorios, "lo que supone recorrer varios kilómetros más por carreteras comarcales, en algunos casos reducir el tiempo de consulta o alargar su jornada laboral para poder llegar a todos y prestar una atención adecuada".

Etiquetas
Comentarios