Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los niveles remiten en la zona media pero la Ribera observa en vilo la evolución del Duero

La situación mejora notablemente en Garray, Almazán y la capital mientras la crecida continúa hacia San Esteban y Langa.

Un hombre fotografía el inusual e inundado panorama de las cercanías del río Duero en Garray.
Un hombre fotografía el inusual e inundado panorama de las cercanías del río Duero en Garray.
Luis Ángel Tejedor

La situación ha mejorado notablemente en la parte media del Duero aguas abajo del pantano, sobre todo en Garray y la capital, mientras la zona baja de la Ribera continúa a merced de la evolución que experimente el río, toda vez que reciba el agua desembalsada desde el viernes en la Cuerda del Pozo.

San Esteban y Langa, que ya han sufrido inundaciones en la zona de expansión del río con campos y parajes completamente anegados, han sufrido este martes una ligera crecida de cerca de medio metro en el primer caso y 15 centímetros en el segundo municipio. La previsión es que la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) no acreciente nuevamente la salida de agua del pantano después de que se haya rebajado hasta los 59 metros cúbicos por segundo.

El pantano está actualmente al 91,85% de su capacidad, frente al 95,50% del domingo.

La CHD mantiene este martes el nivel de "alarma" aunque con tendencia "estable" en la salida de Cuerda del Pozo. La situación del Duero en Almazán y Garray ha pasado de "alarma" a nivel de "alerta" con tendencia a ir bajando. Sin embargo, en Gormaz, en la Ribera, la situación es estable mientras que en Navapalos se prevé que vaya "subiendo" el nivel.

El Ucero, en El Burgo de Osma, se encuentra en alerta aunque poco a poco, regresa a su cauce habitual.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión