Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los comercios acusan un repunte del 2% en las rebajas de esta temporada

Un arranque "flojo por la liberalización de la fecha" no ha dado los resultados esperados.

El público aprovecha el antepenúltimo día de rebajas en un comercio de la capital.
El público aprovecha el antepenúltimo día de rebajas en un comercio de la capital.
Mario Tejedor

Las rebajas de verano arrancaron "con menos fuerza" este año pero han mantenido ventas similares al año pasado el resto del periodo y tan solo han registrado un alza de un 2% o 3% más que en la temporada anterior, según un balance hecho por los representantes del comercio soriano este sábado, a tres días de concluir el periodo.

Los comerciantes atribuyeron este inicio "flojo" a la liberalización de la fecha que ha permitido que algunas firmas empiecen rebajas de verano en junio y no el 1 de julio como era habitual.

"Se ha visto que el arranque se ha diluido un poco y ya no ha habido esa expectación del inicio, con la gente esperando en la puerta de las tiendas y luego tampoco han sido fuertes los quince días siguientes y los comerciantes lo han sentido porque el grueso de las ventas se hace en estos primeros quince días", indicó Félix Sanz, gerente del Comercial Camaretas.

Tiendas como H&M, Woman Secret, Sprinter, Cortefiel y Orchesta arrancaron en junio restándole fuerza al periodo. No obstante, las ventas han mantenido la tendencia del año pasado y hasta han experimentado "una ligerísima alza", de un 3% en el Centro Comercial Camaretas y de un 2% en los comercios de la capital, según manifestó Alberto Gil Ropero, vicepresidente de FEC Soria.

"La tónica de las rebajas venía desde Navidades, no bajar pero tampoco subir, y para algunas tiendas ha sido igual al año pasado según los artículos que vendían. Como comerciante yo esperaba más pero la impresión general es que ha habido menos gente", indicó Gil Ropero.

Por su parte, Raúl Aldea, propietario de varios negocios en la capital y en el Centro Comercial aseguró que "no ha sido especialmente bueno" el periodo de rebajas, "más o menos igual que el año pasado", aunque sí señaló que a sus tiendas del Camaretas les ha "ido un poco mejor" debido a que "la gente está más acostumbrada a las franquicias grandes y se acerca con más facilidad al centro comercial".

Los comerciantes tienen la sensación de que han tenido menos clientes en esta temporada en comparación con la del año pasado y arguyen a que "la alegría del bolsillo" con la ligera mejora de la situación económica ha sido destinada a las vacaciones estivales y la decisión de viajar a otros lugares de España o del mundo.Menos sorianos

"Ha faltado la gente de Soria en Soria. En los años 80 y 90, los sorianos que viven en la provincia o fuera de ella pasaban al menos la mitad de las vacaciones en Soria o en el pueblo entonces en agosto las ventas se duplicaban y en julio hasta se triplicaban pero eso se perdió. Hace poco, esa tendencia se había recuperado pero ahora está pasando a revés y, con un poco más de alegría en el bolsillo, la gente ha aprovechado para pasar menos días en Soria o en el pueblo e irse de viaje a otros destinos", manifestó Gil Ropero.

Los clientes de estas rebajas han variado un poco. Los comercios han detectado la presencia de más gente del norte de España, especialmente de San Sebastián. El visitante habitual eran personas de Bilbao, Vitoria y Madrid, según indicaron.

Los comerciantes consideran que la mejoría que anuncian los políticos y los gurús de la economía "es más bien psicológica" y a nivel de empresas grandes pero no en el comercio y menos en ciudades pequeñas como Soria. "En ciudades grandes se ha notado un incremento pero no en la provincia. Nosotros con no haber bajado las ventas estamos bien. Si seguimos a este ritmo, alcanzar lo de antes nos tomaría unos 50 años", refirió Gil Ropero.

Por su parte, Félix Sanz indicó "que se ve una ligerísima alegría en el consumo" pero que "hasta que empiece a crecer el empleo no repercutirá en el comercio", destacó.El tiempo, otra variable

En estas rebajas, según el tipo de negocio, la meteorología sí que ha influido en las ventas. "Que en julio hiciera mucho calor nos ha favorecido porque se han vendido más artículos de baño", indicaron, pero sí que es verdad, según indican los comerciantes, que cada época debe mantener sus características para no afectar las ventas.

"En septiembre, si hace bueno, se notará en las ventas, como sucedió el año pasado, pero debe haber un equilibrio porque si no las prendas de temporada se quedarán", aseguró Gil Ropero.

El año pasado hubo un problema con las prendas de temporada que no se vendieron por el exceso de calor y que luego se tuvieron que rebajar porque ya entraba el periodo de rebajas de invierno. Pero los comerciantes consideran que, en general, "el que haga mejor tiempo, sin ser excesivo, mejora las ventas" porque "la gente se anima a salir y a dar una vuelta por las tiendas", sobre todo para los que abren los fin de semana.

El comercio soriano elevará sus ojos al cielo este septiembre esperando a ver cómo viene. Según las previsiones, con calor.

"El año pasado arrancó muy mal la temporada otoño-invierno porque hizo calor y psicológicamente la gente no compraba entonces, las ventas de prendas de estación, se fueron retrasando y luego se juntó con las siguientes rebajas", comentó Sanz.

Mientras tanto las grandes cadenas "seguro que tiene esa variable pensada y, si continúa el calor, empezarán con algún tipo de descuentos especiales y acciones promocionales diversas para incentivar las ventas", precisó el gerente del Centro Comercial.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión