Aragón

Gastronomía

Los aragoneses pueden comer en las Cortes por 6,50 euros

La cafetería de las Cortes se renueva y abre sus puertas al público desde el pasado día 1.

Uno de los platos elaborados en los menús "especiales".
Los aragoneses pueden comer en las Cortes por 6,50 euros

Como ya hicieran en su día la cafetería del Teatro Romano, el Teatro Principal o, hace apenas tres años, el edificio Paraninfo, la cafetería y el comedor de las Cortes de Aragón también ha abierto sus puertas al público.

Así, desde el pasado día 1 de septiembre, el Grupo Serman se encarga de gestionar este servicio que ofrece ahora "precios iguales para todo el mundo".

Entre semana, el restaurante ubicado en el Palacio de la Aljafería ofrece un menú del día -que consta de dos primeros y dos segundos a elegir- por 6,50 euros y un segundo menú por 8,50. Además, señala Tomás Aguilar, gerente del grupo hostelero, existe el "comodín" de pedirse un plato combinado de carne o pescado (por 3,85 euros), sobre todo en casos de enfermedad celiaca o intolerancia alimenticia.

"Ahora al haber más demanda de público, se nota que hay una oferta mayor en dulces y salados", reconoce un funcionario de las Cortes que es cliente habitual del establecimiento.

Entre su nueva clientela, destaca un buen número de visitantes y ciudadanos que aprovechan fundamentalmente el fin de semana para visitar el palacio y probar en él su oferta gastronómica. "Estos dos fines de semana se han acercado muchos turistas a tomar un café o un refresco y otros directamente se quedan a comer aquí", cuenta Aguilar.

Así, los sábados y los domingos ofrecen también un menú especial por 15 euros, compuesto por "platos más elaborados", subrayan.

Un motivo más para visitar el Palacio

"Queremos darle un impulso a la cocina de mercado y defender en la preparación el producto de Aragón con menús más asequibles", detalla Aguilar, quien adelanta ya que estas Fiestas del Pilar contarán también con un menú especial. La idea, en principio, apunta también a una cocina muy aragonesa: arroz caldoso con bogavante, paletilla de ternasco de Aragón y melocotón con vino en los postres. 

Para este hostelero, que lleva más de 20 años en el oficio, conseguir la adjudicación de este espacio supone una oportunidad para que la gente pueda acercarse a las Cortes sin necesidad de visitar el Palacio. "Creemos que la gastronomía en sí misma es ya un buen argumento y realmente vemos que hay una curiosidad por venir y probar los menús porque la gente estaba expectante con el cambio", confiesa.

El ambiente y la calma que lo rodean supone además un 'plus' para los cinco trabajadores del restaurante, pues les permite "trabajar el producto casi al momento". Y, según destacan varios funcionarios, los precios son también "más ajustados ahora que en la anterior adjudicatura".

Así, por poner un ejemplo, las tapas cuestan entre 0,90 y 1 euro; y van desde los clásicos encurtidos, pinchos de tortilla o salmueras a montaditos de bacalao gratinado, empanadillas, croquetas y otros fritos. La oferta de vinos, por su parte, toca todas las denominaciones aragonesas y una copa de estas cuesta 0,90. Las cañas valen 1 euro; y el café, 0,80.

Pero más allá de los precios, Tomás hace hincapié en la posibilidad de disfrutar de esta nueva oferta gastronómica en la ciudad en un "marco incomparable": el Palacio de la Aljafería.

Ir al suplemento de gastronomía.

Etiquetas