Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Las prestaciones del Fogasa se redujeron un 60% en 2014

El Estado abonó 1.359.404,21 euros durante el año pasado, más de dos millones menos que en 2013.

Las oficinas del Ecyl de la capital soriana, en una imagen de archivo
Las prestaciones del Fogasa se redujeron un 60% en 2014
Luis Ángel Tejedor

El Estado destinó mediante el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) 1.359.404,21 euros durante los doce meses de 2014 a cubrir salarios e indemnizaciones a trabajadores sorianos cuyas empresas estaban en situación de quiebra o concurso de acreedores.

La cantidad supone un 60,63% menos de lo que se abonó por el mismo concepto en 2013, cuando se otorgaron 3.452.053,29 euros. De esta forma, la diferencia entre ambos ejercicios supera los dos millones de euros (2.092.649,08).

Según indica el Fogasa, durante el pasado año se tramitaron un total de 282 expedientes en 102 empresas, frente a los 624 de 2013. La cantidad fue dirigida a 216 hombres y 102 mujeres, en total 318 personas. En concepto de salarios se abonaron 412.791,11 euros mientras que en lo relativo a indemnizaciones la cantidad destinada fue de 946.613,10 euros. Por importes, 895.872,83 euros fueron para hombres y 463.531,38 para mujeres.

Las sucesivas reformas y recortes en el marco del Fogasa parecen estar detrás de esta caída en las cantidades abonadas, aunque la disminución también podría obedecer a un parón en el número de empresas que se declaran en quiebra o en concurso de acreedores, un número que se disparó durante los primeros años de la crisis económica. Tal y como han señalado en diversas ocasiones los sindicatos, las modificaciones introducidas en la normativa han hecho disminuir las cantidades abonadas por el Fogasa.

Al mismo tiempo, la caída en el nivel de los salarios ha podido influir en las percepciones de los trabajadores a través del Fondo de Garantía Salarial.

Según han subrayado a HERALDO fuentes de CC. OO., el Fogasa ya no abona las indemnizaciones a los trabajadores de empresas de menos de 25 empleados que hayan tenido un despido objetivo.

Para percibir las indemnizaciones, la empresa tiene que declararse en insolvencia tras el proceso concursal y hasta que no finaliza el proceso, el trabajador no percibe la indemnización, por lo el proceso se dilata.

El Gobierno recortó las percepciones a cobrar por el Fogasa con un Real Decreto en 2012 con la eliminación del número de días abonables.

Tras esta reforma, se redujeron considerablemente las prestaciones, toda vez que el salario mínimo sobre el que calcular las prestaciones se estableció en el doble del salario mínimo interprofesional.

En enero de 2014, el Gobierno introdujo una reforma vía Presupuestos Generales en el Estatuto de los Trabajadores que modificaba los requisitos para percibir las indemnizaciones. A partir de entonces, el Gobierno dejó de financiar los despidos objetivos en las empresas de menos de 25 trabajadores, en las que el Fondo de Garantía asumía el pago directo de ocho de los 20 días de indemnización a los que tienen derecho los empleados indefinidos despedidos por causas justificadas.

Por otro lado, los sindicatos alertaron recientemente de que el Gobierno había recortado para el pasado ejercicio un 23% el presupuesto del Fondo de Garantía Salarial, el cual consideraban insuficiente para cubrir las necesidades para garantizar la gestión del organismo.

Etiquetas