Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Las bajas por enfermedad profesional vuelven a repuntar

El año pasado se certificaron un total de 544 bajas por esta razón, un centenar más que a lo largo de 2015.

Un trabajador en la cadena de montaje de GM
En las cadenas de montaje hay propensión a las enfermedades profesionales.
A. N.

La coyuntura económica de la última década ha moldeado, y de qué manera, el mercado laboral del país. A lo largo de la larga crisis, los hábitos empresariales variaron y, con ellos, se modificó la forma de entender las relaciones laborales.

La temporalidad ha ganado peso dentro del campo de las contrataciones en detrimento de aquellos acuerdos de carácter indefinido. Y, a la vez, ha repuntado el volumen de enfermedades profesionales que se registran anualmente en la Comunidad Autónoma. Éstas implican una baja y están motivadas de forma directa por el desempeño del puesto de trabajo.

El año pasado se certificaron un total de 544 bajas por esta razón, un centenar más que a lo largo de 2015. La tendencia es alcista desde 2013, cuando se registró el mínimo (365) de la serie histórica. Cabe destacar que en 2007, último año de verdadera pujanza económica, las bajas por enfermedad profesional en Aragón fueron 1.201, según los datos facilitados por el INE.

Según indican fuentes sindicales, "si bien el dato va de la mano de la mejoría en las cifras de desempleo", también "ayuda a visibilizar la inestabilidad que hay en el trabajo, respecto al período previo a la crisis, resultante de la última reforma laboral" y el "miedo" de los trabajadores a perder su puesto de trabajo si se ausentan durante una temporada larga, "aunque sea por un motivo objetivo".

Malas posturas y repetición de movimientos

Los problemas provocados por posturas forzadas y movimientos repetitivos en el trabajo siguen siendo el principal motivo de los casos declarados de enfermedades. Las bajas están mayoritariamente provocadas por las malas posturas y la repetición de movimientos y tienen una duración media de 65,91 días.

Estas se producen, sobre todo, en el sector servicios, la industria manufacturera y en el comercio. Atendiendo a las ocupaciones, por delante de comerciantes y dependientes, la mayor incidencia de las enfermedades profesionales se da entre los operadores de instalaciones y maquinaria, el personal de limpieza y los peones de la construcción y la minería.

Mujeres y hombres, casi empatados

De los 544 partes concretados el pasado año, 262 corresponden a mujeres y 282, a hombres, en tanto que por edad la incidencia casi se duplica al pasar de los 35 años y hasta los 54, aunque las franjas con más casos son las que van de los 40 a los 49 años.

Tres de cada cuatro casos están causados por posturas forzadas y movimientos repetitivos que derivan en enfermedades musculares y tendinosas o en parálisis de los nervios debidos a la presión. Todos ellos tienen una gran incidencia en trabajos físicos de carácter repetitivo, como las cadenas de montaje. La menor incidencia es la de enfermedades causadas por agentes carcinógenos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión