Despliega el menú
Aragón

La recaudación por multas de radares no deja de crecer con 1,3 millones el año pasado

Tráfico capta más de 3.500 euros cada día en Soria por exceso de velocidad entre los dispositivos fijos y los móviles.

Radar fijo en el kilómetro 237,6 de la N-111.
Radar fijo en el kilómetro 237,6 de la N-111.
Mariano Castejón

La Dirección General de Tráfico (DGT) recaudó 1.299.059,45 euros el pasado año por sanciones de velocidad detectadas en las carreteras sorianas por radares, lo que supone un volumen superior al de los pasados ejercicios. Así lo detalla el Ministerio de Interior en una respuesta parlamentaria a requerimiento del diputado del PSOE por Málaga Miguel Ángel Heredia, en la que se cifra un total de 164,2 millones en todo el país (no se computan País Vasco y Cataluña al tener transferida la competencia a sus ejecutivos), de los que algo más de 24,5 corresponden a Castilla y León. De la contestación oficial se concluye, al desglosar la recaudación por todas las provincias y comunidades, que la cantidad captada en Soria es la quinta menor de todo el país, sólo por detrás de lo registrado en Ceuta (13.850 euros), Tenerife (443.212), Las Palmas (948.938) y Almería (1.001.584). En el lado opuesto se sitúan Madrid (11.207.907), Málaga (9.530.949) y Murcia (9.055.556).

En lo que a Soria respecta, los cerca de 1,3 millones recaudados representan la mayor cifra desde al menos 2011, según consta en otra pregunta de Heredia. Además, representan algo más de 3.500 euros diarios.

En otra iniciativa, el parlamentario malagueño reclama al Ejecutivo central los criterios que emplea a la hora de fijar la ubicación de los dispositivos. Una decisión que fundamenta exclusivamente en cuestiones de seguridad: "La Dirección General de Tráfico del Ministerio del Interior instala los cinemómetros fijos y de velocidad media en puntos de alta siniestralidad acumulada a causa de velocidad excesiva. Los radares de nueva ubicación vienen a reforzar este criterio y a articular mecanismos alternativos para reducir la velocidad excesiva".

Más de 22.000 personas fueron sancionadas el pasado año pasado en las carreteras sorianas por sobrepasar los límites de velocidad, aproximadamente a partes iguales entre radares fijos y móviles. El radar de la N-122 en Fuensaúco cazó durante el pasado año a 6.085 conductores por sobrepasar los 100 kilómetros por hora marcados en el tramo como velocidad máxima. Supone, de media, 17 multas cada día. El segundo dispositivo más sancionador de entre los siete fijos instalados en las carreteras sorianas es el que se ubica en el kilómetro 141,4 de la A-2, en el término de Esteras de Medinaceli, con 4.501, según los datos de Automovilistas Europeos Asociados (AEA). En tercer lugar, aunque con mucha distancia, se sitúa el de la N-111 en Chavaler (237,6), con 216 infracciones descubiertas, muy por debajo de las 7.409 de 2015, lo que demuestra que las máquinas detectoras de los radares fijos no son permanentes sino que se trasladan en función de la planificación de Tráfico.

La DGT vigila con mayor intensidad la velocidad en 37 puntos de carreteras sorianas. De ellos, siete son los radares fijos, instalados en Jaray (CL-101), Chavaler (N-111), Fuensaúco (N-122), Villaciervos (N-122), Abejar (N-234) y dos en la A-2 en Medinaceli. Los 30 restantes, los móviles, son los tramos donde con mayor frecuencia se efectúan controles aleatorios.

Etiquetas
Comentarios