Aragón
Suscríbete

La primera biblioteca móvil de Zaragoza

En diciembre de 1955 se inauguró en la capital aragonesa un bibliobús con capacidad para 2.000 libros con el objetivo de “llevar la cultura a los barrios y suburbios de la ciudad”.

La primera biblioteca con ruedas de Zaragoza
La primera biblioteca con ruedas de Zaragoza
Marín Chivite/Archivo Municipal de Zaragoza

Existen barrios a los que, afortunadamente, hoy ya no llega. Y eso es bueno, porque significa que ese distrito cuenta con una biblioteca. Sin embargo, el bibliobús no siempre llega a todos los rincones donde hace falta. El gobierno municipal anunció hace algo más de un mes que tiene intención de extender este servicio a los barrios de JuslibolSan Gregorio “cuando se redacte el nuevo pliego del servicio”.

Una medida que fue criticada por el PP al apuntar que “esta promesa ya se hizo hace once meses y que, de momento, el bibliobús solo llega a Parque Venecia y a Arcosur. No obstante, desde el Ayuntamiento se informa además que, en este momento, también se estudia que el servicio pueda extenderse hasta Montecanal.

Esta biblioteca móvil, cuya misión es proporcionar a los ciudadanos materiales y servicios que faciliten el acceso a la información, la formación, el ocio y la cultura ofrece servicio -según la información detallada por el Ayuntamiento de Zaragoza- en Parque Venecia (calle de Carlo Scarpa 23, en miércoles alternos, de 17.30 a 19.30), Arcosur (confluencia de las calles Patio de los Naranjos y Peña Telera, jueves alternos, de 17.30 a 18.20), Rosales del Canal (confluencia de las calles Ludwig van Beethoven y Joaquín Turina, jueves alternos, de 18.30 a 19.30) y Vadorrey (calle de Balbino Orensanz, viernes alternos, de 17.30 a 19.30).

La Red de Bibliotecas Públicas Municipales de Zaragoza, mantiene el bibliobús con estas 4 paradas quincenales, además de sus 27 centros fijos repartidos por toda la ciudad. El interior de este vehículo pone a disposición de los usuarios materiales en diferentes soportes (libros y documentos sonoros y audiovisuales), ofrece servicio de préstamo informatizado e información y expide los carnés de socios de bibliotecas, válidos para cualquier biblioteca de la red.

Esta modalidad de biblioteca móvil hace ya unos años que echó a rodar por los barrios zaragozanos. En Estados Unidos hace más de un siglo que existen y las primeras que hubo en España se popularizaron durante la Segunda República.

Inauguración del Bibliobús de Zaragoza

Unos años más tarde, en Zaragoza, un bibliobús puso en circulación miles de libros para que estuvieran al alcance de los zaragozanos. El 9 de diciembre de 1955 se inauguró en la capital aragonesa una primera biblioteca rodante con capacidad para 2.000 volúmenes cuyo objetivo era “llevar la cultura a los barrios y suburbios de la ciudad”.

El acto inaugural contó con la presencia del director general de Archivos y Bibliotecas, Francisco Sintes Obrador; el agregado cultural de la Embajada de Colombia, Eduardo Carranza; el alcalde de Zaragoza, Luis Gómez Laguna y varias autoridades de la ciudad que se dieron cita en la plaza de Santo Domingo, donde estaba estacionado el bibliobús, frente a la Casa Consistorial -en aquel entonces el Ayuntamiento se encontraba allí, en el antiguo convento de Santo Domingo-.

Inauguración del Bibliobús de Zaragoza

Junto al vehículo se dispusieron todos los bibliotecarios y archiveros de la capital aragonesa y el párroco del Portillo, Agustín Millán, procedió a la bendición del bibliobús antes de que dieran comienzo los discursos oficiales. Con la inauguración de este nuevo elemento “quedaría solucionado el difícil problema de hacer llegar el libro a los barrios extremos de la ciudad”, afirmó el Alcalde.

Zaragoza fue la única ciudad que junto a la Capital mantuvo este servicio de forma regular en los años siguientes a su inauguración. En 1958, el bibliobús llegaba a “Casetas, Villamayor, Peñaflor, Montañana y Santa Isabel… de momento”, según explicaba el director de la Biblioteca Pública de Zaragoza, Luis Ximénez Embún y entonces, como ahora, ya se debatía la conveniencia de ampliar las zonas a las que acercar esta biblioteca móvil.

Ya en los 70, y con Dolores Pedraza al frente de la Biblioteca de la ciudad y directora del Centro Provincial Coordinador de Bibliotecas se puso en funcionamiento un nuevo bibliobús valorado en 3 millones de pesetas, provisto de aire acondicionado, que recorrería no solo los barrios zaragozanos sino también varios pueblos de su provincia.

Día del Bibliobús

En 2015, el Consejo de Cooperación Bibliotecaria, órgano adscrito al Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, aprobó la celebración nacional del Día del Bibliobús, cuya fecha se fijó el 28 de enero, a propuesta de la Asociación de Profesionales de Bibliotecas Móviles (Aclebim).

Además, los bibliobuses españoles fueron galardonados en 2013 con el Premio Nacional al Fomento de la Lectura, que el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes entregó a la Asociación de Profesionales de Bibliotecas Móviles (Aclebim).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión