Despliega el menú
Aragón

La preparación de los terrenos del nuevo edificio del Campus acabará en marzo

Fuerte ritmo en el acondicionamiento del espacio donde se ampliará el Campus, cuyas obras arrancarán desde septiembre.

Arriba, avance de las obras del nuevo edificio de I+D+i del Campus Duques de Soria. Abajo, reproducción de cómo sería el mismo.
Arriba, avance de las obras del nuevo edificio de I+D+i del Campus Duques de Soria. Abajo, reproducción de cómo sería el mismo.
LÁ.T./UVa

El trabajo en los terrenos donde se construirá el nuevo edificio de I+D+i del Campus Duques de Soria es feroz. Maquinaria pesada y operarios se afanan con gran intensidad en acondicionar el espacio en el que se levantará el vanguardista inmueble, valorado en 4,5 millones de euros.

Se trata de las actuaciones previas a la obra civil, que se ha desvinculado del proyecto general para ganar tiempo. Dichas labores, adjudicadas en diciembre por 198.000 euros, arrancaron antes de que acabara el año y se centran en la "urbanización y acondicionamiento" del terreno, tal y como se recoge en el contrato. El grueso de los trabajos finalizará a lo largo de marzo, según explica a este medio el vicerrector del Campus de Soria, Joaquín García-Medall.

Paralelamente, indica, los servicios arquitectónicos de la Universidad de Valladolid (UVa) ultiman el proyecto definitivo, con la idea de licitarlo lo antes posible. Las características del edificio, con todas las modernidades arquitectónicas y con los mayores avances energéticos, al aspirar a ser sostenible en sí mismo con un consumo casi cero, hacen que la tramitación marche más lenta de lo habitual. "Hablamos de al menos dos meses por encima de lo que se tardaría en un edificio normal", apostilla el mandatario, que declina dar fechas sobre cuándo podría arrancar la obra propiamente dicha.

Sin embargo, el propio rector de la UVa, Daniel Miguel, lanzó en su última visita a Soria la previsión de comenzar la construcción en el último trimestre del año, coincidiendo con la apertura del curso académico 2017-2018. El plazo de ejecución se aproximará a los dos años. No obstante, todos estos detalles quedarán resueltos cuando se concluya el proyecto definitivo y se dé comienzo a la fase de licitación.

Esta tramitación lleva a pensar a los técnicos que será muy complicado iniciar las obras hasta al menos septiembre. No en vano, el precedente más cercano, el de la ampliación del Campus de Segovia, ya generó mayor retraso del que cabía esperar inicialmente. Aunque al curso técnico y administrativo del asunto hay que sumarle la cuestión financiera. Con la limitación del techo de gasto en el ámbito público, la UVa deberá ajustar la inversión de cada año a sus presupuestos.

El edificio tendrá tres usos: docente, investigador y de transferencia del conocimiento, con vinculaciones con empresas.

La intervención se realizará en 12.000 metros cuadrados de superficie. El exterior tendrá áreas de investigación, con la idea de que sea como un gran laboratorio, además de disponer de las fuentes de energía alternativas necesarias para ser eficiente. El área propia de edificación tendrá 4.000 metros cuadrados, distribuida en cuatro plantas.

La cero tendrá 910 metros cuadrados destinados a laboratorios o plantas piloto de mayores dimensiones. Otros 300 metros serán laboratorios. La planta uno tendrá 300 metros para laboratorios y cuartos de instalaciones (pozos canadienses o almacenes).

Con 600 metros, la segunda planta se distribuirá en unidades mixtas de investigación y despachos de profesores y científicos, las sedes de las delegaciones del Parque Científico y de la Fundación General de la UVa y un vivero de empresas. La tercera planta (cuarta sumando la cero) contará con 600 metros de aulas de formación especializada. Habrá cinco, con capacidad para unos 50 alumnos, para aprendizaje y transferencia del conocimiento.

Los 4,5 millones ya comprometidos entre la Junta y la UVa hacen referencia exclusivamente a la obra civil. La equipación posterior está valorada en 2,5 millones. La inversión ascenderá en total a siete millones, una de las obras más voluminosas que se han proyectado en la provincia en los últimos años y que le permitirá tener un inmueble referente internacional, apuntan los especialistas, en el ámbito de la eficiencia energética.

Etiquetas
Comentarios